col rizada

¿Cuáles son los beneficios de añadir col rizada en tu menú?

La col rizada, conocida también con el término inglés “kale” por la gran difusión entre las celebrities estadounidenses y anglosajonas, se ha convertido en la reina de los vegetales y ya es un clásico en los menús vegetarianos.

En realidad, este vegetal de la familia de las Brassicaceae (a la que pertenecen también otras variedades como la col blanca o la col de Bruselas) no es ninguna novedad en nuestro país. La planta, de hecho, es originaria de las regiones del suroeste de Europa, aunque en los últimos años su cultivo y consumo se ha extendido también en Estados Unidos y Japón. Sin embargo, los motivos de su reciente popularidad son el resultado de los estudios sobre sus propiedades, tan interesantes que incluso se le ha otorgado el título de “nueva carne”.

[hs_form id=”23″]

Vemos en detalle cuáles son las propiedades que caracterizan este alimento altamente nutritivo:

  • Baja en calorías y rica en fibra vegetal, características que la hacen perfecta para regímenes de adelgazamiento y perfecta para acompañar alimentos más calóricos.
  • Los ácidos grasos Omega 3 presentes en las hojas de col rizada, le otorgan propiedades antiinflamatorias que ayudan a proteger articulaciones y aliviar trastornos como asma y enfermedades auto-inmunes.
  • Contiene tres veces más calcio que las variedades más comunes de col blanca y el brócoli.
  • Contiene vitaminas del grupo A, C y K. Especialmente esta última se encuentra en grandes cantidades y es por eso que este vegetal es considerado muy importante en la dieta, ya que aporta, entre otros, nutrientes que ayudan a prevenir los daños neuronales, evitar la coagulación sanguínea y fortalece la estructura ósea.
  • Es rica en principios activos amargos que protegen el hígado, característica común en los vegetales de hoja verde. Por eso es uno de los ingredientes más utilizados en los famosos batidos detox de los famosos.

Resumiendo, con una porción de col rizada estamos garantizando a nuestro cuerpo una gran fuente de nutrientes esenciales para la protección y regeneración celular. Al mismo tiempo, al contener una buena cantidad de fibra y muy pocas calorías, resulta un ingrediente excelente para quién quiere perder peso o mantenerse en forma.

Si todavía no has probado este tipo de alimento y no eres una gran apasionada de la col en general, te proponemos una receta que te conquistará:

Chips de col rizada

Es una receta muy simple de preparar y que con pocos ingredientes te permitirá realizar un snack o aperitivo sabroso, saludable y equilibrado. Tan solo necesitarás de una col rizada, 2-3 cucharadas de levadura de cerveza, un chorro de aceite de oliva virgen y una pizca de sal.

Preparación:

  1. Limpia y escurre bien las hojas de kale.
  2. Separa las hojas del tallo central más duro, intentando dividirlas en rizos del mismo tamaño.
  3. Vierte los rizos de col en un bol.
  4. Añade la levadura de cerveza, un chorro de aceite de oliva y una pizca de sal.
  5. Remueve bien hasta que los ingredientes queden bien amalgamados.
  6. Posiciona papel de hornear en un molde amplio y distribuye los rizos ligeramente separados el uno del otro.
  7. Enciende el horno a una temperatura de 45 grados manteniendo la puerta ligeramente entreabierta (las temperaturas más altas alterarían las propiedades de la col).
  8. Revisa de vez en cuando y saca del horno cuando la col llegue a una consistencia crujiente.

¿Quieres aprovechar al máximo los beneficios de la col rizada? Pruébala en un batido detox mezclada con otras frutas y verduras, obtendrás un elixir de energía y vitalidad rico de nutrientes.

[hs_form id=”8″]