recetas ensaladas

8 recetas de ensaladas rápidas y completas

¿Cuántas veces una ensalada te ha sacado de apuros en días intensos, cuando no te queda ni el tiempo ni las fuerzas para cocinar? Las verduras son una alternativa sabrosa y saludable (en este otro artículo te contamos varias maneras interesantes y divertidas de cocinar verduras) de alimentarse y todo el mundo puede prepararlas. Si eres fan de la comida rica y rápida, te invitamos a probar estas recetas de ensaladas creativas que hemos dividido según temporada.

[hs_form id=”23″]

Ensaladas creativas de primavera

Habas baby, escarola y jamón serrano. Para preparar esta ensalada tendrás que lavar bien las escarola, eliminando las hojas más duras. Corta las hojas limpias y distribúyelas sobre una bandeja para ensaladas. En una sartén, saltea las habas baby durante unos minutos con un chorro de aceite de oliva virgen y una pizca de sal. Deja que se enfríen unos segundos y luego repártelas encima de la escarola. Añade algunas virutas de jamón.

Espinacas baby y grana padano. Lava bien las hojas de espinaca y luego cuélalas para que queden frescas pero secas. Colócalas en un bol. Aliña con zumo de limón y aceite de oliva y por último añade el grana rallado grueso.

Recetas de ensaladas para el verano

Higos y frutos secos. Lava y corta la lechuga y colócala en un plato para ensaladas. Lava los higos, córtalos longitudinalmente en 4 partes (si son ecológicos, no es necesario quitar la piel) y distribúyelos en la cama de lechuga. Añade frutos secos troceados, preferiblemente nueces o almendras y aliña con una vinagreta preparada con: una cucharada de aceite de oliva virgen, una cucharadita de miel, 2 cucharaditas de vinagre balsámico de Módena y una pizca de pimienta molida.

Pepino tomate y feta griega. Lava y corta tomates y pepinos. Colócalos en un bol y adjunta feta griega en cubitos. Aliña con aceite de oliva virgen, una pizca de sal, orégano y algunas hojas de albahaca fresca.

Ensaladas con sabores de otoño

Remolacha y atún. Corta una remolacha en cubitos. Si utilizas remolacha fresca, tendrás que hervirla y dejar que se enfríe antes de cortarla. Lava dos puñados de rúcula, lava y corta finamente un trozo de cebolla. Mezcla todos los ingredientes en un bol y, por último, añade unos filetes de atún natural bien escurridos. Aliña con poco aceite de oliva virgen vinagre y una pizca de sal.

Ensalada de repollo y cacahuetes. Lava y corta el repollo en tiras muy finas. Colócalo en un plato para servir ensalada. Lava, pela y ralla una zanahoria. Añade un puñado de germinados de soja y una cucharada de cacahuetes molidos. Aliña con zumo de limón y un chorro de aceite de oliva.

2 ensaladas para comer verduras de temporada en invierno

Col lombarda y pasas. Lava y corta un trozo de col lombarda en virutas. Rehidrata una cucharada de pasas colocándolas en agua durante unos minutos. Limpia una naranja y córtala en pedazos. Mezcla la col con la naranja en un bol y añade las pasas bien escurridas. Aliña con aceite de oliva virgen y una pizca de sal.

Lentejas y huevo duro. Prepara una porción de lentejas hervidas y déjalas enfriar unos minutos. Mientras, limpia y corta en cubitos muy pequeños: un trozo de zanahoria, un trozo de remolacha, uno poco de cebolla y pimiento rojo. Mezcla todos los ingredientes en un bol, aliña con aceite de oliva virgen, una pizca de sal, comino y pimienta molidos y unas hojas de perejil.

Todas estas recetas no te llevarán más de 15 minutos de tu tiempo y, si las acompañas con algún tipo de cereal integral tipo arroz, quinoa o pan integral, podrás disfrutar de una comida nutritiva, equilibrada y energética.

¿Cuál es tu receta de ensalada favorita? Déjanos tus ideas en el apartado de comentarios 🙂

[hs_form id=”8″]