gluteos perfectos

Glúteos perfectos gracias a estos trucos

Los glúteos, después de la barriga, son las zonas donde acumular más grasa las mujeres solemos acumular más grasa. Si es cierto que por un lado hay factores genéticos que influencian esta tendencia y que no podemos controlarlos, también es verdad que es posible trabajar sobre muchos otros elementos hasta obtener unos glúteos perfectos.

[hs_form id=”20″]

¿Cuál es la clave? Ser constantes, optimistas y… tener siempre en mente estos trucos en la vida de cada día:

  • Hacer las escaleras cada vez que se presente la oportunidad: en el metro, en la oficina, durante un paseo. Hacer las escaleras de puntillas ayuda a trabajar los glúteos tonificándolos.
  • Comer adecuadamente sin olvidarse de incluir proteínas en la dieta. Las proteínas además de ser fundamentales para el buen funcionamiento del cuerpo, son imprescindibles cuando se practica actividad física ya que sirven para reforzar y regenerar los músculos.
  • Dejar el coche aparcado y andar cada vez que las distancias y el buen tiempo lo permiten.
  • Si tienes una bici y el lugar en el que vives te lo permite, algunas veces a la semana  puedes sustituir el coche o el transporte público por una buena pedaleada para ir al trabajo, ir a hacer compras o llevar tus hijos al cole. Todos disfrutaréis teniendo otra visión de la ciudad y tú habrás cumplido con un buen trabajo para mejorar la línea.  
  • Reducir al máximo la ingesta de azúcares refinados ayuda a disminuir la cantidad de calorías. Puedes sustituirlo por azúcares simples como los de la fruta que además contienen sales minerales y otros nutrientes importantes para la salud.
  • Practicar deportes como el running, patinaje o natación es indicado para mejorar el estado físico en general, pero son perfectos si tu objetivo es mejorar el aspecto de tus glúteos: perder peso, tonificar o mantener.
  • Añade unos ejercicios específicos a tu rutina deportiva. Serán suficientes unas series de pocos ejercicios repetidas 4 veces por semana para tonificar los glúteos y apreciar los primeros resultados en poco tiempo. 

Si el trabajo te exige quedar muchas horas sentada, durante las pausas haz algunos de estos ejercicios:

1. Endurecer los músculos mientras estás sentada frente al ordenador, por ejemplo, es una actividad que no requiere desplazarse del puesto de trabajo y, sin embargo, muy eficaz para reactivar la circulación y tonificar la musculatura. Puedes hacerlo durante algunos segundos a cada hora.

2. Sentada en la silla, al inhalar levanta ligeramente el pie izquierdo del suelo y mantén mientras aguantas la respiración algunos segundos. Baja tranquilamente el pie en el suelo y repite con la pierna derecha. Sigue por unos minutos y repite todas las veces que sea posible.

3. Cuando hagas una pausa, puedes aprovechar para dar un paseo o encontrar un sitio (puede ser el lavabo) donde estirarte sobre la punta de los pies. Al hacer este ejercicio recuerda contraer los glúteos. Reactivarás la circulación y te sentirás más despejada, además de haber hecho un pequeño paso más hacia tu objetivo de tener glúteos perfectos.

Incorporando estos pequeños hábitos en tu rutina, el sueño de tener un cuerpo más tonificado y unos glúteos perfectos será cada vez más cercano a la realidad. ¡Algunos ejercicios puedes ponerlos en práctica ahora mismo, mientras sigues leyendo nuestro blog!

[hs_form id=”7″]