aceite de coco para cocinar

¿Cómo usar el aceite de coco para cocinar?

Si ya conocías los múltiples beneficios del aceite de coco para tu piel y tu salud, ahora te vamos a hablar de cómo incorporarlo a tu dieta saludable. Para ello, te proponemos un par de ejemplos de recetas de aceite de coco para cocinar.

 Antes de ello, sin embargo, conviene recordar que la principal cualidad del aceite de coco —y de todos los aceites vegetales en general— es que actúa en el organismo de la misma manera que la leche materna, es decir, viaja directamente al hígado y allí se convierte en energía y adquiere efectos terapéuticos.

Esto ha hecho que en la actualidad se le considere el «superalimento», pues sus efectos positivos para nuestra salud van desde la mejora de la función cerebral hasta la pérdida de peso y el control del colesterol.

A los anteriores beneficios también se pueden añadir otros como la reducción de las estrías y la celulitis, la hidratación de la piel, el efecto antibacteriano y la regulación del apetito, un elemento idóneo para acompañar tu dieta sana.

 [hs_form id=”25″]

Aceite de coco en la cocina: ideas para incorporarlo

Ahora bien, resulta curioso que exista un amplio consenso en lo que tiene que ver con las cualidades y los efectos terapéuticos del aceite de coco, pero a la vez no sepamos muy bien cómo incorporarlo a nuestra dieta sana.

¿Es un producto que se bebe solo o es mejor como acompañante de otros platos? ¿Se mezcla o se consume en estado natural? Presta atención a las siguientes recetas para que te hagas una idea de cómo consumir el aceite de coco:

1) Merluza con aceite de coco:

  • 6 rodajas de merluza u otra variedad de pescado blanco en filetes (6).
  • 75 gramos de harina de coco.
  • 150 gramos de coco rallado.
  • 75 gramos de leche de coco.
  • 4 cucharadas de aceite de coco.
  • Sal y pimienta.

Preparación:

En un plato mezclamos la harina de coco y el coco rallado y en otro ponemos la leche de coco. La idea es salpimentar cada filete de pescado y rebozarlo primero en la leche de coco y luego por la mezcla de harina y coco rallado. Después, freímos los filetes de pescado en una sartén con aceite de coco hirviendo. Tan pronto estén fritos, lo dejamos reposar unos minutos en papel de cocina para que deje toda la grasa. Para servirlo, se puede acompañar con unas rebanadas de tomates o una ensalada de lechuga.

 

2) Tallarines con salmón y coliflor al aceite de coco:

– 300 gramos de tallarines.

– 1 lomo de salmón fresco.

– ¼ de coliflor.

– 50 ml de aceite de coco.

– 5 ml de salsa de soja.

Preparación:

Cortamos el salmón en pequeñas tiras y ponemos la coliflor a cocer en agua. Luego la sacamos, la cortamos en trozos y la dejamos en remojo una vez cortada. En una olla, se ponen a cocer los tallarines en agua  con un poco de aceite y sal. Por otro lado, en una sartén ponemos a calentar el aceite de coco y añadimos la coliflor hasta que se dore. Cuando esto ocurra, agregamos la pasta y encima le ponemos la salsa de soja. Finalmente, ponemos a freír las tiras de salmón y lo mezclamos todo.

[hs_form id=”10″]