tonificar abdomen

3 ejercicios y 2 trucos para tonificar abdomen

¿Te gusta la idea de verte en forma como la modelo en la imagen aquí arriba? Tonificar abdomen es una meta que todos nos hemos propuesto al menos una vez en la vida. Muchos buscan remedios rápidos justo antes de las vacaciones de verano para presumir una silueta impecable, pero una musculatura abdominal fuerte y tonificada tiene beneficios más allá de la estética.

Este conjunto de fibra muscular que envuelve nuestros órganos internos, de hecho, ayuda a proteger la zona lumbar y prevenir las molestas consecuencias de la pérdida de tono muscular, como la bien conocida incontinencia urinaria.

Los motivos para mantener unos abdominales entrenados, son muchos. No esperes la llegada de la primavera para trabajar el objetivo y empieza a sentirte mejor con un poco de ejercicio cada día.

[hs_form id=”20″]

3 ejercicios específicos para tonificar abdomen

La plancha. Hemos decidido proponerte este ejercicio por sus innumerables beneficios. Se trata de apoyar la punta de los pies y las manos en el suelo, y estirar bien los brazos para levantar el cuerpo. El objetivo es alinear el cuerpo desde los talones hasta la cabeza y mantener una posición estática gracias aprovechando la tensión muscular del abdomen, brazos y piernas.  Por Internet se habla mucho de esta práctica y es un ejercicio muy utilizado en disciplinas como el yoga y el pilates. Al principio puede costar aguantar por más de 20 segundos, pero con la práctica se adquiere más resistencia. Como todo tipo de ejercicio, hay que practicarlo con constancia y precaución si se padece algún tipo de problema. Practicar frente al espejo puede ayudar a perfeccionar la postura y evitar daños.

Bicicleta. Este ejercicio es un clásico y si practicado correctamente ayuda a trabajar los abdominales bajos. Se realiza tumbados boca arriba con brazos a lo largo del cuerpo y palmas de las manos bien apoyadas en el suelo. Se levantan las piernas unidas y estiradas unos 30 cm del suelo. Al inspirar se dobla la rodilla derecha formando un ángulo de 90 grados, al expirar se estira la derecha y se dobla la izquierda. Se repite en secuencias de 10 repeticiones intentando mantener un movimiento fluido. Intenta centrarte en el trabajo abdominal para proteger las lumbares y posiciona las manos o un cojín por debajo del sacro si sientes molestias en la zona lumbar.

Abdominales. Acostada sobre la espalda, dobla las rodillas y apoya los pies en el suelo. Cruza las manos por detrás de la cabeza, inspira y al expirar lleva cabeza y hombros hacia arriba. Recuerda que son los abdominales los que permiten el movimiento, nunca los brazos o la espalda. Empieza con 10 repeticiones por 3 series y aumenta a medida que sientas más fuerza en tus abdominales.

Unos trucos para mantener los abdominales fuertes

La zona abdominal es la más difícil de trabajar cuando se trata de perder peso, es consabido. Por eso, los ejercicios específicos para tonificar puede que no sean suficientes para empezar a ver resultados. Por eso, incluir alguna actividad que te permita quemar calorías, como bailar, nadar o correr, puede ser una buena idea.

Recuerda que beber agua y reducir el consumo de alimentos procesados o con grasas y azúcares en exceso, también te ayudará a reducir el volumen de tu abdomen. No dejes de seguir una alimentación equilibrada y, si es el caso, busca la dieta más adecuada para perder peso.

¿Cuál es la mejor aliada en tu camino hacia la meta de tonificar tu abdomen? La constancia, sin duda. Por eso es importante que encuentres el equilibrio eligiendo la dieta y los ejercicios que mejor se adapten a tu estilo de vida. De esta forma evitarás frustraciones y sentimientos de culpabilidad debidos al abandono o a unos objetivos fuera de tu alcance.

¡Empieza a disfrutar de los beneficios de unos abdominales tónicos y siéntete en forma todo el año!

[hs_form id=”7″]