desayunos saludables para bajar de peso

¡Prueba estos 4 desayunos saludables que ayudan a bajar de peso!

¿Estás en búsqueda de algunos consejos para adelgazar de forma eficaz? Apúntate este: nunca te saltes el desayuno. Sí, ¡así de claro! Cuando sigues un régimen, intentar atajos para obtener resultados más rápidamente puede ser poco saludable y a veces resultar muy frustrante. Empezar bien el día, en cambio, es fundamental  para aguantar los retos de nuevas costumbres alimenticias más todos los aspectos de tu vida de cada día. Para sentirte ligera pero con energía por las mañanas, a continuación te proponemos algunas ideas para desayunos saludables que ayudan a bajar de peso.

[hs_form id=”23″]

Batido de yogur, fresas y chía

Esta receta es simple y rápida. En la licuadora vierte un vaso de yogur desnatado y 4-5 fresas (puedes congelarlas en gran cantidad ya limpias para tenerlas a la mano en cada período del año). Mezcla todo y añade una cucharada de semillas de chía. Vierte todo en un bol y deja reposar algunos minutos antes de tomar. La chía absorberá parte del agua creando un batido bien denso que podrás tomar con cuchara. El efecto saciante de esta semilla te ayudará a aguantar y no pasar hambre hasta la próxima comida y los nutrientes de la fruta y el yogur te darán las energías necesarias para enfrentar el día.

Porridge de avena con frutas y semillas

En una olla, vierte  4 cucharadas de copos de avena con un vaso de leche desnatada (o bebida vegetal al gusto). Calienta hasta que la mezcla se quede con la consistencia de una crema y pásala en un bol. Añade fruta de temporada en trozos, eligiendo las más ligeras (manzanas, piña, peras, ciruelas, melón, frutos del bosque…) y dos cucharadas de semillas tipo linaza, amapola o chía. Si deseas dar un toque más dulce puedes espolvorear encima un poco de canela o cacao en polvo (sin azúcar).

Torrada integral con tomate y hierbas aromáticas

Corta dos rebanadas de pan integral (150 g aproximadamente). Lava y corta un tomate en lonchas finas y cubre las rebanadas integrales. Añade una cucharadita de aceite de oliva virgen y hierbas aromáticas al gusto. Puedes elegir entre orégano, tomillo, romero, albahaca, eneldo, etc. Este desayuno es perfecto para acompañar con un vaso de zumo de naranja natural (sin endulzantes).

Crepes de avena con relleno de yogur y frutas del bosque

Para las crepes necesitarás 4 cucharadas de harina de avena y agua o bebida vegetal. Vierte la harina en un bol y añade el agua (o la bebida vegetal) poco a poco, hasta conseguir una consistencia entre líquida y cremosa. Precalienta una sartén y vierte el preparado para una crepe, cocina por los dos lados y luego sírvela en un plato. Añade dos cucharadas de yogur desnatado, una cucharadita de coco rallado y un puñado de frutos del bosque. Dobla la crepe y saborea tu desayuno saludable. Puedes preparar una infusión de especias o un té Matcha para disfrutar aún más.

Estos son apenas unos ejemplos de la gran variedad de desayunos saludables que puedes saborear incluso cuando estás a dieta. Para esas mañanas un poco más frenéticas que no te dejan el tiempo para la preparación del desayuno, asegúrate de tener en la despensa alguno de nuestros desayunos equilibrados y empieza tu día sintiéndote ligera y con una buena dosis de alegría.

[hs_form id=”8″]