ensalada de quinoa

3 trucos para una ensalada de quinoa perfecta en cada estación

 

En otro artículo te hemos hablado de los innumerables beneficios de la quinoa, un pseudocereal saludable y nutritivo. Con este artículo queremos ser un poco más prácticos y presentarte los trucos para cocinar la quinoa de la mejor manera. Una vez que hayas aprendido algunos pasos básicos, podrás dar espacio a tu creatividad para preparar una ensalada de quinoa diferente para cada estación del año.

[hs_form id=”23″]

1. Empezamos con un truco para cocinar la quinoa de forma impecable

¿Alguna vez haz probado un plato de arroz un poco pasado? Seguramente no ha sido una gran experiencia… Y es que la cocción de los cereales (y pseudocereales, en el caso de la quinoa) es muy importante. No solo para que sean más agradables para el paladar, sino para que mantengan sus propiedades y sean más digeribles.

Cuando vayas a cocinar la quinoa, recuerda que la proporción quinoa-agua es de 1:2. Por ejemplo, si utilizas una taza de quinoa, tendrás que cocinarla en 2 tazas de agua. Traducido en gramos, para una porción necesitarás 50 g de quinoa y el doble de su volumen en agua.

El método de cocción es simple: solo tienes que colocar los ingredientes en una olla y dejar hervir tapado a fuego bajo durante 20 min (o hasta que el agua se haya consumido) sin remover.

2. Nunca te olvides de…

Puesto que la quinoa contiene unos componentes tóxicos, las saponinas, es recomendable lavarla bien en el agua antes de cocinarla. Será más digerible y también más sabrosa.

3. La ensalada de quinoa que te saca de apuros

Si trabajas fuera de casa, es posible que algunos días tengas muy poco tiempo para dedicarte a preparar tus platos saludables para llevar al trabajo. Tener una porción de quinoa ya hervida en la nevera puede ser la solución más rápida y equilibrada de montar un táper en pocos minutos. El truco está en preparar 2 o 3 porciones de quinoa de una vez y reservar en la nevera la que no utilices el mismo día. La quinoa hervida se mantiene perfecta durante 4-5 días si está bien tapada en la nevera. Así cuando tengas prisa o no tengas nada planeado para tu cena o comida, puedes aprovechar la base de quinoa ya lista y añadir más ingredientes.

Ideas para preparar una ensalada de quinoa de temporada

En primavera y en verano todo es más fácil. Escoge verduras de temporada y córtalas en pedacitos. Mezcla con la quinoa y aliña todo con hierbas aromáticas, zumo de limón y alguna semilla (sésamo, calabaza, amapola, etc.).

Durante las estaciones más frías, quizás te apetezca algo más elaborado y caldoso. Por eso, una idea podría ser preparar ensaladas de quinoa con verduras salteadas, pollo o pescado a la plancha y aliñar con unas cucharadas de caldo vegetal. Prueba la combinación pollo, setas  y espárragos a la plancha, ¡está de rechupete!

Ahora que la quinoa ya no tiene secretos para ti, atrévete a experimentar nuevos platos saludables y compártelos en nuestra Comunidad de Facebook. ¡Seguro que ya tienes alguna idea para una ensalada de quinoa irresistible!

[hs_form id=”8″]