beneficios de andar

¿Conoces los beneficios de andar media hora cada día?

Vale, estamos de acuerdo… ir al gimnasio para hacer fitness, spinning u otra actividad dirigida puede no resultar tan estimulante y motivador si no eres una amante del deporte. Sin embargo, es imprescindible que hagas un poco de actividad física cada día si quieres deshacerte de esos quilos de más que te preocupan y no te permiten disfrutar de tu cuerpo. Pero hay buenas noticias: ¡los beneficios de andar media hora cada día podrían ser iguales o incluso mejores que ir al gimnasio!

[hs_form id=”20″]

Y hay aspectos aún más interesantes que te harán optar por adquirir esta costumbre en tu rutina.
De hecho, caminar a un ritmo constante sin correr ni andar demasiado lento, además de ayudarte a adelgazar, puede traer muchos beneficios más para tu salud. Estos son algunos puntos a favor de una actividad física moderada si practicada con constancia:

  1. Activa la circulación sanguínea, mejorando el flujo de la sangre en las arterias y las venas. Puede ser un buen remedio para aliviar las consecuencias de una mala circulación, desde las piernas cansadas hasta la celulitis.
  2. Ayuda a prevenir enfermedades cardíacas, ya que este tipo de actividad mantiene el cuerpo entrenado sin hacer muchos esfuerzos, mejora la circulación y ayuda a quemar depósitos de grasa.
  3. Contribuye a regular el metabolismo y reforzar las defensas. De este modo hace que seas más resistente frente a los resfriados y otros males de temporada.
  4. Mantiene el cuerpo en forma al estimular todos los órganos y tejidos. Los huesos y los músculos se benefician de esta actividad mejorando tu flexibilidad, fuerza y resistencia.
  5. A medida que vayas incorporando esta práctica en tu rutina diaria, notarás la diferencia no solo a nivel físico (músculos más tonificados, más energía) sino que también a nivel mental. Salir a caminar, respirar al aire libre y a lo mejor compartir este momento con amigas o con tu pareja te ayudará a despejar la mente. Dejar a un lado las preocupaciones del trabajo, si caminas a fin de tarde, o empezar el día con energías renovadas, si empiezas a caminar nada más despertar.
  6. Salir al aire libre y disfrutar de un buen paseo activa el cuerpo y relaja la mente. Practicar este tipo de actividad te ayudará a sentirte mejor contigo misma y estar de buen humor. Hacer ejercicio, no importa qué tipo de deporte, puede ser un modo para superar o prevenir estados depresivos.

Es probable que experimentes todos estos y más beneficios si empiezas a dedicar cada día media hora de tu tiempo para caminar. Pero, antes de empezar, asegúrate de hacerlo en el modo correcto:

  • Recuerda tomar una fruta si sales a caminar a primera hora de la mañana antes del desayuno.
  • Evita salir a caminar justo después de una comida abundante.
  • Mantén un ritmo constante empezando despacio e intensificando el paso a medida que los músculos se van calentando.
  • Utiliza un zapato cómodo que te permita caminar sin molestias en los pies, tobillos o rodillas.
  • Hidrata el cuerpo tomando agua antes y después de tu caminata.
  • Elige una ruta agradable, si puedes caminar en un entorno natural o en un parque, mejor que mejor.

Sal a caminar en compañía si te apetece pero no te olvides que ese es el momento del día que vas a dedicar a ti misma, para conectar con tu cuerpo y desconectar de lo que te agobia. Por eso, ¡rodéate de personas positivas y motivadas como tú!

[hs_form id=”7″]