algas

3 recetas fáciles con algas

Aquí están, las grandes desconocidas en nuestra cultura culinaria: las algas. Estos alimentos, en gran parte procedentes de mares, océanos y lagunas de agua dulce, en muchos casos son ingredientes saludables y ricos en vitaminas, sales minerales y otros componentes muy beneficiosos para la salud.

[hs_form id=”23″]

Otros países, especialmente en Oriente, utilizan a diario diferentes tipos de algas tanto en preparaciones dulces como saladas. Tú también habrás probado alguna más allá de la típica alga nori en el sushi, pero ¿te has atrevido alguna vez a preparar alguna receta utilizando las algas?

Si aún no tienes ningún tipo de alga en tu cocina pero te gustan y quieres introducirlas en tu dieta para variar de vez en cuando, te proponemos empezar con estas 3 algas:

  • Alga wakame: es fácil encontrarla a la venta incluso en los supermercados. Es baja en calorías y rica en sales minerales (sobre todo calcio y potasio), vitaminas A, B y C y mucílagos que le otorgan un poder saciante y regulador del tránsito intestinal. Es muy fácil de combinar con otros ingredientes, puesto que entre las algas es la que tiene una textura y un sabor más delicados.
  • Alga nori: se trata del alga de color oscuro que envuelve los rollitos de sushi. Tiene un sabor más intenso y es rica en yodo, sales minerales y vitaminas. Hervida adquiere un color verde claro y se encuentra a la venta en hojas (ideal para la preparación del sushi) o en escamas.
  • Alga espirulina: es un alga con excelentes valores nutricionales. Aporta un alto porcentaje de proteínas, sales minerales, ácidos grasos omega-3 y, en cambio, es muy baja en calorías.

El modo de empleo de las alga es casi siempre el mismo. Si son deshidratadas tendrás que ponerlas en remojo unos minutos antes de utilizarlas. Mira siempre las recomendaciones del fabricante para un uso correcto. En el caso de la espirulina en polvo, ya está lista para el uso.

Para empezar a introducir las algas en tu menú te proponemos 3 recetas fáciles, rápidas y sabrosas:

Salteado de arroz, verduras y alga wakame

Elige una pieza de verdura de temporada por persona. Lávala y córtala en cubitos. En una sartén vierte 2 cucharadas de aceite de oliva y cuando empiece a calentarse añade media cebolla triturada y las verduras en cubitos. Saltea durante 5 minutos luego añade una cucharada de alga wakame hidratada y mezcla con las otras verduras. Cocina las porciones de arroz que necesites y luego pásalo en la sartén con el resto de ingredientes. Saltea y, si te gusta, añade algunas gotas de salsa de soja o especias al gusto.

Sopa de setas con láminas de alga nori

Lava y corta una patata mediana y unos 250 g de champiñones. Pica media cebolla y vierte todo en una olla. Añade agua hasta cubrir apenas las verduras y deja cocinar todo a fuego medio durante 15 minutos. Cuando las verduras estén lista, utiliza una licuadora para hacer una crema. Añade un chorro de aceite de oliva, sal y pimienta al gusto, y sirve en los platos decorando con escamas de alga nori.

Batido de plátano con alga espirulina

Si quieres experimentar un desayuno diferente y energético, ¡toma nota! Corta un plátano en pedazos, lava un puñado de hojas de espinaca y vierte todo en el vaso de la licuadora. Añade una cucharadita de alga espirulina en polvo y un vaso de leche desnatada o bebida de almendra, si prefieres. Mezcla todos los ingrediente 1-2 minutos hasta obtener un batido homogéneo y cremoso.

Unas recetas muy simples, ¿verdad? A veces las cosas parecen más complicadas de lo que son, cuando se desconocen. Esperamos disfrutes de tus nuevos experimentos en cocina y aproveches las propiedades de las algas para cuidar de tu salud y bienestar.

[hs_form id=”8″]