beneficios de la bicicleta

Beneficios de la bicicleta. ¿Aún no los conoces?

¿Eres de las que monta en bici por pasión? ¿O quizá por realizar ejercicio y perder peso de forma saludable? En cualquiera de los dos casos, lo que vamos a contarte en este post te interesa: los principales beneficios de la bicicleta.

Numerosos estudios han confirmado que subirse a una bicicleta es uno de los mejores ejercicios para nuestra salud, pues no sólo activa las principales zonas musculares del cuerpo sino que nos ayuda a alcanzar un equilibrio psicológico y emocional.

Al margen de los beneficios medioambientales, pues se trata de un medio de transporte que no requiere combustible ni otro tipo de energía obtenida tras la explotación de los recursos naturales, para muchas personas en el mundo ya es habitual establecer una relación directa entre salud y bicicleta.

De ahí que, por ejemplo, en muchas ciudades del mundo se insista en la necesidad de desplazarse en bici y de transformar los paisajes urbanos con cada vez más espacios para que sus habitantes realicen a placer esta práctica física.

[hs_form id=”20″]

Salud, ocio, placer: principales beneficios de la bicicleta

Pero vayamos al grano: no sólo se trata de una tendencia propia del siglo XXI o de una moda que se está extendiendo entre las personas de ciertas edades. No, es mucho más que eso. Los beneficios de la bicicleta son de diverso tipo:

1) Mejora tu sistema cardiovascular:

La bicicleta normaliza de tal modo las funciones cardiovasculares que reduce hasta en un 50% las probabilidades de sufrir un infarto. Además, aumenta el ritmo cardiaco y disminuye la presión arterial, lo cual favorece nuestro nivel de resistencia física. O dicho de otro modo: tu calidad de vida pegará un estirón.

 2) Ayuda a perder peso:

Si el corazón funciona mejor, es lógico que los vasos sanguíneos tengan menos posibilidades de albergar residuos o toxinas. Esto quiere decir que montar en bicicleta es un ejercicio que regula los niveles de colesterol en el organismo y nos ayuda a quemar grasas localizadas, sobre todo en zonas como la cintura, el abdomen, las piernas y los brazos.

3) Reduce el estrés y la ansiedad:

El estrés y la ansiedad son en muchos casos las causas del sobrepeso y la obesidad, pues nos llevan a excedernos en las comidas y a abandonar hábitos saludables. Montar en bici proporciona una sensación de bienestar permanente y garantiza una sana conexión entre el cuerpo y la actividad cerebral.

4) Mejora las funciones cerebrales:

En relación con el apartado anterior, una reciente investigación demostró que montar en bicicleta aumenta la presencia de una proteína conocida como BDFN, la cual se encuentra en el cerebro y que tiene una incidencia directa en nuestra toma de decisiones, el aprendizaje y el pensamiento analítico.

Recuerda que las opciones que tienes a tu alcance son muy variadas, desde la bicicleta convencional a la bici estática o la elíptica, todas ellas te proporcionan múltiples beneficios.

Si aún no te has animado a subirte a la bici, hazlo ahora. Y si eres uno de los que suele hacerlo regularmente, no te bajes de ella. Los beneficios de la bicicleta son muchos más de los que te habías imaginado.

[hs_form id=”7″]