taninoplastia

Alisa tu cabello naturalmente con la taninoplastia

Llega en los salones de peluquería un tratamiento innovador y natural para alisar el cabello: la taninoplastia. Aunque su nombre podría desorientar por el sufijo típicamente empleado en el sector de la medicina estética, la taninoplastia es de momento uno de los métodos de alisado más respetuosos para la melena. Si estás pensando en dar un cambio a tu look, conoce todos los detalles de esta nueva técnica. ¡Quizás sea exactamente lo que buscas!

[hs_form id=”17″]

La taninoplastia es una propuesta muy reciente para el cuidado del cabello. Se basa esencialmente en el uso de los taninos, principios activos que se extraen de plantas como castaño, roble y uva. Los taninos tienen propiedades astringentes y antioxidantes con efecto protector y regenerador sobre el cabello.

A pesar de ser un producto muy reciente en el mercado, ya se habla mucho de él por su eficacia y respeto del cabello. Comparado con otros tratamientos, reduce los riesgos de reacciones alérgicas por el origen natural de su principio activo. Aunque se trate  de un producto natural, su aplicación tiene que realizarse en centros profesionales.

¿Cómo se realiza un tratamiento de alisado con taninoplastia?

Un tratamiento de taninoplastia prevé varias fases, por eso agenda una cita un día que estés tranquila. ¡Tómalo como un momento para dedicarlo a la cura de tu belleza!

  1. El profesional que vaya a realizarlo tendrá que efectuar un primer lavado con un champú específico (sin sulfatos). Después procederá con el secado de la melena y con la aplicación de la crema a base de taninos, suministrando el producto en pequeñas dosis, mechón por mechón.
  2. Durante la aplicación realizará un masaje para facilitar la distribución y la absorción. La aplicación dura aproximadamente 40-50 minutos (aplicación + 30 minutos de actuación).
  3. Pasado el tiempo de aplicación se aclara el cabello con abundante agua, se seca y se plancha. De este modo el calor contribuirá a fijar los principios activos para que actúen con eficacia.
  4. Por último se distribuye una crema hidratante sin enjuague, para dejar el pelo más suave y brillante.

¿Cuáles son los beneficios de un tratamiento de alisado natural?

  • Primero de todo, podrás por fin quitar el molesto efecto frizz de tu cabello sin recorrer a productos químicos, mucho más agresivos.
  • Además de alisar el cabello, la taninoplastia hace que tu melena sea más suave y brillante. Por eso, también es aconsejable para las personas que ya tienen cabello liso para dar un poco más de vitalidad a la melena.
  • No hay contraindicaciones en caso de tener cabello graso o seco.
  • Es eficaz hasta en las cabelleras más rebeldes.
  • Es un producto natural y dermatológicamente probado. No tengas miedo a los efectos secundarios como picazón, alergias o irritaciones.

Como todas las cosas bonitas, tampoco la taninoplastia es para siempre. La duración media del efecto liso es de unos 3 meses. Pero esto depende del tipo de cabello. Te todas formas, es posible retocar el cabello para prolongar el tratamiento.

Así como en los tratamientos con keratina, no se puede teñir el cabello justo después del alisado con taninoplastia. Además, en algunos casos puede alterar ligeramente el color si tu pelo es teñido.

No olvides que la alimentación sana y el ejercicio moderado y constante también constituyen un aliado insustituible para reforzar y dar el brillo de tu melena.

Como has visto, con la taninoplastia tienes un método nuevo y eficaz al alcance. Así que, si te apetece tener un pelo liso y suave naturalmente, ¡ya puedes empezar a disfrutar de tu nueva imagen!

[hs_form id=”9″]