rutas a pie

Organiza rutas a pie y disfruta haciendo ejercicio al aire libre

Andar, caminar por la naturaleza. Una actividad que el hombre tiene en su DNA. Las rutas a pie son un ejercicio que aporta múltiples beneficios para nuestro organismo y representan una forma de hacer deporte muy económica. Si te gusta la naturaleza y llevas tiempo con ganas de perder peso, deberías probar con esta actividad lo más pronto que puedas.


¿Te preocupa la llegada del invierno y la bajada de las temperaturas? Ningún problema, ¡No hay nada mejor para perder peso mientras disfrutas del paisaje! La briza fresca al aire libre hace que tu cuerpo se enfríe y tu metabolismo se active más para producir calor. En otras palabras, hacer senderismo a bajas temperaturas te permite quemar más calorías. Nada mal, ¿verdad?

[hs_form id=”20″]

Hacer rutas a pie trae beneficios también para la mente

En tu programa de pérdida de peso las rutas a pie aportan beneficios bajo varios aspectos:

  • El contacto con la naturaleza ayuda a reducir los niveles de estrés que podrían estar afectando a tu humor y a tu metabolismo.
  • Caminar es una actividad que ayuda a quemar calorías y al mismo tiempo mantener el cuerpo joven y sano. Piensa que andar a pie aporta beneficios para la circulación sanguínea, los pulmones y los huesos. En resumen, fortalece el cuerpo contribuyendo en la prevención de enfermedades.
  • Andar a un ritmo sostenido es un método eficaz y entretenido de quemar grasas, no cabe duda. Pero, al realizar esta actividad en un entorno agradable y natural, regalarás momentos de relax y oxigenación a tu cerebro. Después de esta experiencia, volverás a la rutina con la pilas cargadas y con más ánimos para enfrentar la vida de cada día.

Organizando tu primera ruta de senderismo

Si es la primera vez que experimentas este tipo de actividad, te hará ilusión saber que las rutas a pie  han conquistado miles de personas y en España, por ejemplo, existen muchísimos senderos homologados. Hay muchas rutas que te esperan, ¡ahora tienes que prepararte para la salida!

Te recordamos algunos detalles para una excursión perfecta:

  • Lleva siempre unas buenas botas de montaña, cómodas y con suela antideslizante.
  • Elige ropa cómoda y ligera. Vestir por capas es la mejor opción y llevar una capa de lluvia es siempre una buena idea.
  • Una mochila pequeña con buen agarre para que no te dañes los hombros. Es imprescindible para llevar contigo agua, alimentos ligeros y nutritivos (las barritas sustitutivas son una buena opción) y lo que necesites durante el sendero. El consejo es de pensar bien qué llevar para no cargar con peso inútil.
  • ¡El bloqueador solar siempre en la mochila! En la montaña estarás a varios metros de altura y los rayos del sol son más fuertes y dañinos hasta en el invierno.
  • Empieza con senderos más fáciles y cuando cojas el ritmo sube de nivel. Como en todas las cosa, el exceso no es bueno y empezar este deporte con una mala experiencia podría decepcionarte y acabar con tu motivación para seguir adelante.

Ahora que tienes claro algunos aspectos clave, puedes empezar a elegir tus rutas a pie. Tanto en Internet como en las apps para móvil encuentras muchas propuestas de rutas de senderismo. Si prefieres practicar en compañía, seguro que en la ciudad más cercana hay grupos de senderismo. En proximidad de los parques naturales, además, encontrarás puntos de información turística y entidades que se ocupan de organizar rutas.

Las rutas a pie son una actividad física perfecta para cualquier edad, se pueden realizar en solitario, con la familia o con amigos. Además, se pueden hacer en cualquier período del año si se elige la ruta adecuada.

¿Lista para empezar esta nueva aventura?

[hs_form id=”7″]