quemar grasa corporal

Errores comunes que te alejan de tu objetivo de quemar grasa corporal

Ejemplos de dietas y programas para perder peso hay miles, para todos los gustos y edades. Blogs, libros, revistas y medios en general son una fuente sin fin de consejos sobre lo que hay que hacer para quemar grasa corporal. Sin embargo, ¿cuántos te dicen lo que no hay que hacer si quieres adelgazar?

[hs_form id=”20″]

No pierdas la oportunidad de saber si estás haciendo todo lo que está en tus manos para conseguir tu objetivo. ¡Toma nota y revisa si hay algo de tu rutina que puedes ajustar para acortar el camino hacia tu meta!

8 errores que te impiden quemar grasa corporal

  1. Comer poco. Las dietas muy restrictivas que suponen bajar de golpe la ingesta calórica diaria suelen acabar con resultados poco efectivos, sobre todo si tienes una vida muy ajetreada te dejan sin fuerzas y pueden poner en riesgo tu salud. Comer poco por un período determinado, además, puede significar enfrentarse con el conocido efecto rebote cuando vuelvas a comer normal.
  2. Hacer ejercicio sin reglas. La actividad física es imprescindible para estar sanos y en forma, pero también en el ejercicio hay que mantener el equilibrio. Practicar demasiado deporte es tan desaconsejado como hacer una vida completamente sedentaria. Seguir un programa de actividad física moderado pero constante es la clave para mantenerse sanos y quemar grasa corporal.
  3. Saltarte las comidas. Si crees que saltar las comidas puede ayudarte a acelerar la quema de grasa, estás muy lejos de alcanzar tu objetivo. Dejar de comer o cenar puede causar descompensaciones y problemas más serios si lo haces repetidamente. Si el problema es la falta de tiempo, recuerda que tienes siken® a tu lado, con propuestas sustitutivas sabrosas y para cualquier momento del día.
  4. Picar mientras preparas las comidas. ¡Esta sí es una costumbre muy difícil de erradicar! Por eso, te proponemos un truco. Elige un día de la semana para dedicarte a cocinar el menú semanal y hazlo justo después de la merienda, así tendrás dos problemas solucionados: por un lado, no tendrás ganas de picotear porque acabas de comer, por el otro, ya tendrás tus platos listos y no tendrás que ponerte a cocinar cuando estés hambrienta.
  5. Dormir poco es causa de estrés para el cuerpo. Los efectos del estrés pueden afectar a tu peso. Por eso, descansar bien es imprescindible si quieres adelgazar.
  6. Consumir demasiados carbohidratos podría significar acumular más grasa si no los gastas de inmediato. Intenta concentrar el consumo de este tipo de alimentos en esos momentos del día que requieren más energía, como antes de ir a hacer deporte.
  7. Eliminar los alimentos grasos por completo. Las grasas son muy importantes para nuestro organismo. eliminarlas del todo no ayuda a perder peso, sino que puede causar problemas de salud. Otra vez, la moderación es lo que hace la diferencia.
  8. No tomar agua suficiente también representa un error. A veces, cuando se hace una dieta es fácil sentirse agobiados por los límites que conlleva el régimen. En estos casos, hay que escuchar bien el cuerpo antes de actuar, puesto que se puede confundir el hambre con la sed. Recuerda que es aconsejable tomar entre 1,5 y 2 l de agua cada día.

¿Estás cayendo en algunos de estos errores? Haz una revisión de tu rutina siguiendo este listado e intenta mejorar poco a poco cada punto.

Si ya tienes estos factores bajo control, ¡enhorabuena! Sigue con tu plan y acércate cada día más a tu objetivo de quemar grasa corporal hasta conseguir una mejor forma física.

[hs_form id=”7″]