rutina para gluteos

Rutina para mantener unos glúteos firmes

Todas queremos tener unos glúteos firmes, ¿verdad? Sin embargo, la gran mayoría de mujeres ignoramos cuál debe ser la rutina ideal para lograrlo. No te preocupes, en el siguiente post despejaremos todas tus dudas.

[hs_form id=”20″]

Vayas a la playa o no, siempre quieres que tus glúteos luzcan estupendos y en forma, como si el tiempo no pasara y tu cuerpo siguiera siendo el mismo de la juventud, ¿no?

Sin embargo, lo normal es que con los años la piel pierda sus propiedades naturales y los músculos de esta zona del cuerpo dejen de tener la misma consistencia, volumen, elasticidad y firmeza. Es algo que nos pasa a todas por igual.

De hecho, al igual que los brazos, las piernas, la cintura y el cuello, los glúteos suelen ser presa fácil de las grasas acumuladas en nuestro organismo, las cuales se localizan en esta zona y acaban por deteriorar su aspecto.

Por ejemplo, es común que con los años nuestros glúteos (y los músculos cercanos a ellos) sufran de celulitis o piel de naranja, una alteración causada por la pérdida de las sustancias naturales de nuestra dermis como el colágeno y la melanina.

De ahí la importancia de llevar una dieta sana que nos ayude no sólo a adelgazar sino que, además, nos permita mejorar la circulación. También es esencial la práctica de ejercicio diario para ayudar a tonificar las zonas afectadas.

Rutina para glúteos firmes y sanos. ¿Por dónde empiezo?

Rutinas para glúteos existen muchas. Sin embargo, lo complicado es saber si son realmente eficaces y si, sobre todo, son las que nuestro cuerpo necesita para tonificar y mantener en forma esta zona del cuerpo. Seguro que te habrás preguntado lo mismo muchas veces y aún no tienes una respuesta concreta.

Pues bien, a continuación te vamos a proponer una rutina que sin duda se ajusta a esas necesidades. No te la pierdas; empieza cuanto antes:

  • Sentadillas:

Las sentadillas son el mejor ejercicio para tonificar los glúteos. Se recomienda que para adquirir la rutina aumentes el número de sentadillas progresivamente. La idea es empezar el primer día con 50 sentadillas e ir aumentando 5 cada vez hasta llegar a las 250. El ritmo idóneo de la rutina debe ser el de cuatro días de ejercicio ininterrumpido y uno de descanso. Cuando las sesiones sean muy largas, se pueden dividir en series.

  • Lunges o zancadas:

Tu rutina también puede incluir ejercicios de zancadas. Da un paso al frente con el pie derecho, flexiona la rodilla y dobla un poco la pierna izquierda. Recuerda que el secreto de este ejercicio está en mantener recta la espalda. Cuando hayas acabado, haz lo mismo con la otra pierna. Puedes hacer varias series diarias.

  • Puente:

Ya has trabajado de pie, ahora nos toca cerrar el ciclo de la rutina con un ejercicio boca arriba: el puente. Sólo tienes que recostarte en una colchoneta o en el suelo y levantar la pelvis hacia el techo apretando los glúteos y los abdominales. Ojo, ten en cuenta que las palmas de los pies y las manos deben quedar apoyadas en el suelo.

 

¡Atrévete con estos tres ejercicios en tu rutina para glúteos firmes y tonificados! En unas pocas semanas comenzarás a notar los resultados.

[hs_form id=”7″]