recetas faciles y sanas

Atrévete con estas 3 recetas fáciles y sanas

¿Tu dieta para adelgazar no sólo pone a prueba tu constancia sino, además, tu paciencia a la hora de preparar los platos? Tranquila, toma aire y respira. Recupera el aliento y, si te apetece, echa un vistazo al siguiente post.

[hs_form id=”18″]

Algunas veces, el éxito de las dietas para adelgazar no está en la voluntad que le pongamos sino en las recetas que nos proponen. ¿Te ha pasado alguna vez que, sólo con leer los platos que aparecen en los prospectos y las revistas, se te va el hambre y te desanimas? ¿Te gustaría ver otras opciones?

No serás la primera ni la última. De hecho, es algo más común de lo que pensamos. A veces las recetas para adelgazar son tan sofisticadas y difíciles de llevar a nuestra mesa, que el solo hecho de pensar en el trabajo y la dedicación que suponen nos impide que nos pongamos manos a la obra.

¿Qué hacer entonces? Apuesta por lo sencillo. O dicho de otro modo, prepara recetas fáciles y sanas sin que se te vaya la vida en ello y que, al mismo tiempo, te ayuden a cumplir con tu objetivo de perder peso de forma saludable.

Recetas fáciles y sanas: la cocina sencilla es tu mejor aliada

No conocemos tus gustos, pero aun así hemos tomado la iniciativa de proponerte 3 recetas fáciles y sanas que puedes preparar cuando tú quieras. ¿Cuál te gusta más?

  1. Sopa de pepino y maíz dulce:

– 300 gramos de pepino.

– 150 gramos de yogur desnatado.

– 75 gramos de maíz dulce.

– 20 gramos de nata.

– 1 diente de ajo.

– 10 gramos de zumo de limón.

– 1 pizca de pasta wasabi.

– Pimienta negra.

– Aceite de oliva y sal.

Preparación:

Lava el pepino y retira sus semillas. Trocéalo y ponlo en una olla para la sopa; añade el yogur, el ajo, el zumo de limón, el wasabi, la pimienta y la sal. Agrega un hilo de aceite de oliva sin que llegue a notarse demasiado. Luego, en el vaso de la batidora, pon el maíz dulce, la nata, el agua y un chorro de aceite de oliva y tritura hasta obtener una mezcla espesa. A la hora de servir, pon primero la crema de maíz, que es mucho más densa, y encima la sopa de pepino.

 

  1. Arroz marinero con crema de espinacas:

– 300 gramos de arroz redondo.

– 8 langostinos.

– 1 calamar.

– 1 cola de rape.

– 2 chalotas o cebollas.

– 2 cm de raíz de jengibre.

– 60 ml de vino blanco.

– 100 gramos de espinacas frescas.

– 50 ml de leche.

Preparación:

Pela los langostinos y pon las cabezas en una olla con agua y sal. Déjalos hervir durante 30 minutos y cuela el caldo. Haz lo mismo con las espinacas y luego pásalas por el vaso de la batidora con un poco de agua y leche. Después pela las chalotas, pica la guindilla y el jengibre y trocea el calamar en trocitos pequeños y el rape en trozos más grandes. Hecho esto, pon una paella al fuego con todos los ingredientes, incluida la espinaca triturada, que es la que dará el color verde al arroz. Cuando empiece a hervir añade el arroz y déjalo reposar hasta que esté hecho.

 

  1. Salteado de garbanzos con sepia:

– 600 gramos de garbanzos cocidos.

– 500 gramos de sepia limpia.

– 4 dientes de ajo.

– 1 rodaja de jengibre.

– Cilantro fresco.

– Aceite de oliva virgen extra.

Preparación:

Lava la sepia y córtala en dados ligeramente más grandes que los garbanzos. Pon una sartén al fuego con aceite de oliva y saltea los dados hasta que estén tiernos. En otra sartén, coloca los garbanzos escurridos junto al ajo y saltéalos durante varios minutos. Finalmente, incorpora la sepia de la otra sartén y añade un poco de pimentón. A la hora de servirlo, puedes ponerle encima unas ramitas de cilantro.

[hs_form id=”12″]