adelgazar mientras duermes

Buenas costumbres que te ayudan a adelgazar mientras duermes

Si estás intentando adelgazar es muy probable que ya conozcas la importancia de llevar una vida sana y activa para alcanzar tus objetivos y mantenerlos. Si comer equilibrado y practicar algo de deporte ya son parte de tu rutina diaria, ¡no te pierdas este artículo! Hoy te hablaremos de las costumbres que te ayudan a adelgazar mientras duermes.

[hs_form id=”20″]

Sí, ¡es así! Es posible perder peso durante el sueño. Pero antes de ver uno por uno los elementos que te ayudan a adelgazar mientras duermes, deja que repasemos juntos por qué es importante dormir bien.

Los seres humanos dedicamos de media un tercio de nuestra vida a dormir. Por lo tanto, es evidente la importancia de esta actividad. Durante el sueño, de hecho, el organismo tiene la posibilidad de:

  • Acelerar el proceso de regeneración celular.
  • Descansar las articulaciones gracias a la posición horizontal.
  • Eliminar tensiones.
  • Eliminar toxinas.
  • Fortalecer el sistema inmunitario.
  • Descansar la vista.

¿Qué tiene que ver, entonces, el sueño con tu objetivo de perder peso? La respuesta está en la calidad del sueño. La falta de sueño, tener un sueño irregular o sufrir otras alteraciones del sueño puede causar un desequilibrio hormonal que, en muchos casos, se traduce en hacer más difíciles tu intento de perder peso.

Dormir bien es clave para mantenerse en forma. Si sientes que tu sueño podría ser mejor o llevas un tiempo sufriendo de insomnio, te proponemos algunos pequeños ajustes de rutina que podrían ayudarte a dormir mejor.

Las costumbres que te ayudan a adelgazar mientras duermes

Uno de los primeros aspectos a tener en cuenta para mejorar tus hábitos de sueño es crear el mejor ambiente para descansar. Procura repasar estos detalles y asegúrate de que tu habitación te permite descansar adecuadamente:

  • Utiliza luces menos intensas en la habitación donde duermes.
  • Evita llevar a la cama cualquier aparato electrónico: tv, móvil, tablet… Estos dispositivos estimulan el cerebro y retrasan aún más la llegada del sueño.
  • Procura que la temperatura no sea ni alta ni baja, lo ideal es dormir en un ambiente con una temperatura entre 15 y 18 grados.

Lo que hacemos a lo largo del día también puede influir en nuestro sueño. Si sufres de insomnio, deberías evitar:

  • Hacer cenas muy abundantes.
  • Cenar muy tarde o justo antes de ir a dormir.
  • Tomar platos ricos en carbohidratos por la noche. Sobre todo la pasta y el arroz aumentan el riesgo de ingerir una gran cantidad de calorías que al no poder consumir durante el sueño se transforman en grasas.
  • Quedar todo el día en casa o en ambientes cerrados.

4 trucos para dormir mejor y perder peso

  1. Cuando te acuestas y sientes que no puedes dormir, antes de ponerte nerviosa, ponte a leer alguna novela para conciliar el sueño. Eso sí, evita eBooks y pantallas electrónicas que podrían producir el efecto contrario.
  2. Cena ligero, preferiblemente platos a base de carnes blancas, verduras, huevos o pescado azul cocinados al horno o a la plancha. Así te asegurarás una digestión tranquila y un correcto aporte de nutrientes para este momento del día.
  3. Toma una ducha caliente y date un masaje con aceites o cremas relajantes. También es una buena forma de relajar el cuerpo antes de dormir.
  4. Las infusiones, sobre todo en este período del año, son ideales para calentar el cuerpo y facilitar el sueño. Toma infusiones relajantes o detox antes de acostarte para ayudar a tu organismo a encontrar el equilibrio y eliminar toxinas durante las horas de descanso.

Dormir bien y seguir un estilo de vida saludable te ayudará no solo a perder peso más fácilmente, sino a mejorar tu aspecto físico en general.

Poner en práctica estos pequeños consejos para adelgazar mientras duermes, además, te dará más energías y buen humor. Vale la pena probar, ¿no crees?

[hs_form id=”7″]