como endurecer las piernas

¿Cómo endurecer las piernas haciendo ejercicios en casa?

A veces algunas partes de nuestro cuerpo no son como nos gustaría. Factores como la edad, el embarazo, una enfermedad o un trabajo que exige pasar mucho tiempo de pie pueden perjudicar la tonicidad de nuestros tejidos y cambiar su aspecto. Si quieres saber cómo endurecer las piernas, ¡te damos la bienvenida! En este artículo hemos seleccionado algunos ejercicios que puedes practicar en casa cuando quieras.

[hs_form id=”22″]

Primero: correr

Correr es una buena práctica, perfecta para empezar una serie de ejercicios para fortalecer y tonificar las piernas. Si lo haces en el sitio, no será necesario salir de casa. Aún así, es aconsejable que te pongas ropa cómoda y unas zapatillas adecuadas para running. Empieza a correr despacio en el sitio, intenta mantener la respiración regular. Cuando sientas los primeros efectos del movimiento, puedes intensificar subiendo más las rodillas. Los primeros días escucha tu cuerpo y ve poco a poco. Se recomienda empezar con 3-5 minutos y aumentar gradualmente cada semana. Acabado el ejercicio no te pares, sigue levantando una rodilla y luego la otra, hasta que tu respiración y tus latidos vuelvan a un ritmo normal.

3 ejercicios para endurecer piernas

  1. Sentadillas. Este ejercicio trabaja la resistencia muscular y es muy indicado para tonificar los tejidos. Empieza de pie con los brazos estirados hacia delante y paralelos al suelo. La espalda queda recta y los hombros están relajados. Al expirar, dobla las piernas como si fueras a sentarte y sigue con la columna bien recta: los muslos y el abdomen tienen que estar bien firmes para proteger las lumbares. Al inspirar, vuelve a subir y repite la secuencia 20 veces.
  2. Elevación de piernas. Desde la posición de cuadrupedia, inspira y levanta la pierna derecha flexionada manteniendo el abdomen fuerte. Expira y baja la pierna. Practica 20 elevaciones y luego trabaja la pierna derecha.
  3. El puente. Túmbate boca arriba sobre tu esterilla o una alfombra. Flexiona las piernas y apoya los pies en el suelo, cerca de los glúteos. Estira los brazos a lo largo del cuerpo y al inspirar presiona el suelo con las manos y con la fuerza de los músculos abdominales levanta pelvis y torso. Aprieta glúteos y muslos, aguanta unos segundo y baja despacio expirando. Repite 15 veces. Este ejercicio es muy eficaz para tonificar muslos y glúteos.

Puedes complementar la sesión de ejercicios para tonificar piernas con ejercicios para los brazos o acabar con unos estiramientos. Si tienes la oportunidad, de vez en cuando, intenta practicar algún deporte al aire libre, como ir en bici, correr o nadar. De todas formas, para disfrutar de los resultados de la actividad física, recuerda que es importante ser constante y practicar unas 3-4 veces por semana.

Si tu objetivo es mejorar el aspecto de tus piernas, deberías tener en cuenta también otros detalles de tu rutina. Intenta reducir el consumo de alimentos refinados, fritos o muy elaborados. Come verduras y frutas y, si lo necesitas, incorpora productos específicos contra la retención de líquidos.

Practicar ejercicio y cuidar de tu línea mejorará tu salud y te hará sentir con más energías. ¿Lista para alcanzar tu objetivo de endurecer piernas?

[hs_form id=”5″]