Siken dieta embarazo

Objetivo: alimentarse durante el embarazo

Cuando se nota el primer síntoma de embarazo, además de la alegría y la ilusión, también acostumbran a surgir una gran cantidad de dudas que nos pueden hacer vivir esta etapa tan bonita de la vida con cierto nerviosismo. Una de las principales preocupaciones que aparecen es sobre la dieta a seguir.

El conocimiento de madres y abuelas dice que lo más importante para tener un buen embarazo es tomárselo con calma y disfrutar del momento. Pero, también es cierto que en esta etapa hay que tener especial cuidado con la alimentación. Además de la gran influencia de tu alimentación en la salud del futuro bebé, si no te cuidas un poco después te puede costar mucho recuperar el peso de antes del embarazo. Así que, aunque seguro que apetece, ¡durante el embarazo no hay que comer por dos!

Una buena idea es tomarse el embarazo como una oportunidad para mejorar los hábitos alimenticios y conseguir tener una dieta lo más equilibrada posible. Porque una dieta sana y equilibrada influirá de manera fundamental en el desarrollo del bebé que se está formando.

Aunque es recomendable comer alimentos de lo más variado, debes tomar ciertas precauciones para evitar enfermedades como la toxoplasmosis. Nuestro consejo es que pospongas los embutidos y las comidas preparadas con mucha grasa para después de dar a luz. El azúcar no debe desaparecer de tu dieta durante el embarazo, pero sí que deberás consumirlo con moderación. El alcohol no está en ninguna dieta del embarazo y la cafeína y las bebidas con gas, entre otros, también deben consumirse con moderación.

Los tipos de alimentos que deben tener más protagonismo en tu dieta durante el embarazo son las vitaminas y los minerales, ya que son especialmente valiosos para tu cuerpo de futura mamá. Las frutas y las verduras son los alimentos que contienen más vitaminas y minerales. Y lo ideal es comer 7 porciones al día.

Un truco para asegurarte la variedad en la dieta es que cuando prepares los platos intentes que haya tantos colores de alimentos como sea posible. Además de unos platos muy bonitos, ¡serán muy ricos en vitaminas y minerales!

Otro factor relevante en cuanto a alimentarse bien durante el embarazo es comprar productos de temporada. Aunque hoy en día se pueden encontrar todo tipo de productos durante todo el año, los productos de temporada son más frescos y contienen más nutrientes.

Como sabes, la dieta mediterránea es considerada como una de las más variadas. Uno de sus principales ingredientes es el aceite de oliva, que está en la cima de la pirámide alimenticia y que tiene muchos beneficios para el organismo y una buena opción para condimentar tus platos durante el embarazo. Y, hablando de condimentos, el que sería una gran idea reducir es la sal, que nuestro organismo no necesita y no aporta nada necesario para el futuro bebé.

Ante el objetivo de alimentarte bien durante el embarazo nuestro consejo es: come de todo con moderación y ¡disfruta de esta etapa tan maravillosa de tu vida!