cocina ligera y saludable

Cuatro trucos riquísimos de cocina ligera

Comer ligero no es sinónimo de comer aburrido. Solo hace falta que le pongas un poco de imaginación y podrás conseguir un menú de lo más rico y sabroso. ¿Te ayudamos? En este post queremos darte algunos trucos para que puedas crear tus propias recetas de cocina ligera sin perder de vista tu salud. ¡Buen provecho!

1. Cocina las carnes y pescados en el horno
La cocina al horno es una gran solución para mantener todos los nutrientes de la carne y el pescado y no perder el sabor. Cuando hablamos de carne, lo importante es que se cree una costra exterior. Así se cocerá en su propia salsa y no perderá ni nutrientes ni sabor. Tanto si cocinas carne como pescado, una solución para obtener un plato sabroso y sin calorías es poner una capa por encima de alimentos que suelten agua como el tomate, la cebolla o el calabacín por encima de la pieza. Estos le darán sabor y con el agua que sueltan se cocerá a la perfección sin necesidad de añadir aceite.
Otra gran solución para la carne y el pescado es cocinarlos a la papillote. Esta técnica consiste en regar la pieza de carne o pescado con un poco de caldo y cubrirlo con papel de aluminio. Además de una forma muy rápida y limpia de cocer, ¡con la papillote obtendrás platos muy jugosos!

2. Utiliza el wok para saltear las verduras
La sartén tipo wok cuece todos los ingredientes de forma que conservan todo su sabor y su olor. Este recipiente necesita poco aceite y gracias a su forma, el calor se reparte de un modo uniforme con lo que se cocina más rápido que en una sartén convencional. Al cocerse en el poco aceite y el vapor que generan los mismos ingredientes, los platos hechos al wok resaltan por el sabor que tienen y además son muy sanos. Pero no solo de salteados vive el wok. Si tienes una rejilla también puedes colocar los alimentos en ella y tapar el wok. Así, ¡tendrás unas deliciosas verduras cocinadas al vapor!

3. Aliña con zumo de limón
El limón es uno de los alimentos más comunes como aliño de todo tipo de platos. Su zumo ácido da un toque especial a los platos más variados. Aliñar las ensaladas con zumo de limón resulta una excelente idea: además de aportar vitamina C, neutraliza y elimina las toxinas del organismo. Si cocinas carne o pescado al horno siempre le puedes echar un chorrito de limón antes de meterlos en el horno. Además de ser muy sano, ¡le dará un punto ácido que mejorará mucho tu plato!

4. Postres: fruta al horno y canela para aliñar
Si lo que quieres es comer sano y mantener la línea ya sabes que algunos postres solamente van a formar parte de las ocasiones más especiales. Pero esto no significa que no vayas a volver a disfrutar de un postre bien sabroso. La fruta al horno es una opción muy sabrosa y de las comidas más ligeras que puedes comer. Y, a toda la fruta que comas le puedes dar un toque especial con un poco de canela. ¡Le dará un plus de sabor y no hará falta que pienses en el azúcar!
recetas