Nuevas ideas para cocinar con zanahoria

Tres recetas deliciosas con zanahoria

La zanahoria es una de las verduras más agradecidas, que puedes incluir en platos tanto dulces como salados, y que tiene grandes beneficios para tu salud. Entre los principales beneficios destacan que ayuda a combatir el estreñimiento, que tiene un alto contenido en potasio y fósforo, grandes vigorizantes, que fortalece las uñas y el cabello y que es muy buena para la vista.
En este post te queremos proponer tres recetas con zanahoria. Son fáciles de preparar, muy originales y te permitirán dejar con la boca abierta a todos tus comensales mientras cuidas de vuestra salud.

Dips de zanahoria y curry

Ingredientes:
• 400 gr. de zanahorias
• 1 diente de ajo
• 50 ml. de aceite
• 1 limón
• 1 cucharadita de fécula
• 1 cucharadita de curry en polvo
• ½ cucharadita de cominos
• 75 ml. de agua
• Sal

Preparación:
Lava las zanahorias y córtalas en trozos de la medida que quieras. Pon un cazo con agua y una pizca de sal a hervir y, cuando hierva, echa las zanahorias durante 12 minutos, luego sácalas y escúrrelas. Mientras hierves las zanahorias puedes diluir la fécula en agua fría. Si quieres que el dip quede más espeso puedes añadir un poco más de fécula.
Cuando las zanahorias ya estén hervidas, ponlas en el vaso de la batidora con un diente de ajo, el agua con la fécula, aceite, los cominos, el curry y un chorro de zumo de limón. Solo te faltará triturar la mezcla hasta que tenga la textura que desees y ya estará listo para servir, acompañado de tostas de pan.

Trufas de zanahoria y coco

Ingredientes:
• 400 gr. de zanahorias
• 150 gr. de coco rallado
• 150 gr. de azúcar o stevia
• Agua

Preparación:
Pela las zanahorias, trocéalas y cuécelas con un poco de agua durante 10-15 minutos. Cuando estén blandas, escúrrelas y déjalas enfriar. Con un tenedor o una espátula, machácalas tanto como puedas y lígalas con el azúcar o estevia y un poco de la ralladura de coco. Cuando tengas una masa uniforme habrá llegado el momento de hacer las trufas. Forma bolitas del tamaño que quieras con las manos. En este paso es importante que aprietes bien las bolitas que vayas construyendo. Así eliminarás el agua que haya podido quedar. Cuando tengas las bolitas de zanahoria solo te faltará pasarlas por un plato con la ralladura de coco hasta que queden bien cubiertas y ya la podrás colocar en algún recipiente donde no se muevas muchas y reservar hasta que llegue el momento de servir.

Crema de zanahoria

Ingredientes:
• 750 gr. de zanahorias
• 200 gr. de patata
• 100 gr. de cebolla
• 100 gr. de queso finas hiernas
• 1 dl. de crema de leche o nata líquida
• Sal
• Pimienta

Preparación:
Corta las zanahorias, patatas y cebollas y hiérvelas en un litro y cuarto de agua con sal. Cuando esté cocido (15 minutos aprox.), separa los ingredientes y pásalos por la batidora. Cuando esté bien batido y haya quedado una masa uniforme, añade el queso y la crema de leche o nata líquida y vuelve a batir hasta que el queso quede bien repartido.
Este plato se puede comer tanto frío como caliente, así que el próximo paso será la nevera o la olla según lo quieras comer caliente o frío. Para dar un toque de color, le puedes añadir una pizca de pimienta y picatostes de pan, y ¡ya estará listo para servir!

Ahora que llega el verano la zanahoria se convierte en uno de los alimentos principales de las neveras. Es un complemento perfecto para las ensaladas, una gran opción para picar entre horas y también para hacer batidos o zumos y ¡llevarlos contigo allí donde vayas!