Consejos para tener una rutina saludable

Qué hacer por la mañana para tener un buen día

Hay personas que desde que se levantan de la cama hasta que se van a dormir lucen una gran sonrisa en sus labios. Pero a la gran mayoría de los mortales, cuando suena el despertador y conseguimos levantarnos de la cama, nos cuesta un poco más dejar ver la sonrisa y coger la energía necesaria para encara el día. Y, ya que la actitud con la que afrontemos los primeros minutos del día marcará las horas siguientes, en este post os queremos proponer algunos hábitos que os ayudarán a adquirir una rutina mentalmente saludable y a afrontar la jornada con optimismo y libres de estrés y preocupaciones.

– Empieza con un vaso de agua

Después de varias horas sin ingerir ningún líquido, un vaso de agua te aportará muchos beneficios: eliminarás las toxinas acumuladas en tu cuerpo, activará tu metabolismo y te ayudará a prevenir problemas como la acidez estomacal y la indigestión.

– Desayuna con calma

Tomarte tu tiempo para desayunar es básico para empezar el día con la calma y el optimismo que estamos buscando. Hace horas que no comes y es importante darle a tu cuerpo lo que necesita. Si hace falta levántate un poco antes, pero tomarte el tiempo que necesitas para desayunar con calma mientras te organizas el día, te pones al día de las noticias o tienes una agradable conversación con tus familiares solo puede hacer que mejorar tu humor y darte energía para el día.

– Concéntrate en lo positivo del día
Una gran manera de mantenerte de bueno humor y relajado durante todo el día es pensar en las cosas buenas que están por venir. En el día a día de todos hay cosas buenas y malas, y si centras tu atención en las buenas y relativizas las malas estarás de mejor humor y afrontarás todo lo que llegue con más energía.

– Haz algo de ejercicio
Practicar algún tipo de ejercicio por la mañana es de gran ayuda para sentirse más ágil y activo durante todo el día. No hace falta que le dediques mucho tiempo, pero si puedes hacer alguna rutina de ejercicio en casa, ir al trabajo caminando o simplemente olvidarte del ascensor y subir las escaleras caminando, te sentirás mucho más activa durante todo el día y tu estado de ánimo lo notará.

– Sé amable y sonríe
Ver una cara amable y ser recibido con una sonrisa es algo que nos gusta a todos. Y si no solo lo recibes de los demás sino que también enseñas al mundo tu cara amable, sonríes y agradeces las buenas actitudes a tu alrededor, nos sentirás mucho mejor y generarás positividad a tu alrededor.

Esperamos que te hayan gustado nuestros consejos, y ¡que tengas unos días fantásticos!