Las meriendas más sanas para este verano

5 meriendas sanas para el verano que puedes llevar a todas partes

El verano es la época del año ideal para romper con la rutina. Con el calor y las muchas horas de luz es normal que la hora de la merienda nos pille fuera de casa. Para que no te saltes la merienda, una comida importante si no quieres comer más de la cuenta en la cena, y tengas más recursos que la bollería, en este post te queremos proponer 5 meriendas súper saludables que podrás llevar contigo allá donde vayas este verano.

1. Los lácteos nunca fallan

Un yogur natural desnatado con frutos rojos es una merienda sana y con bajo aporte calórico. Además, este tipo de merienda contiene numerosos antioxidantes naturales que nos ayudan a proteger la piel de los efectos del sol. El yogur lo puedes acompañar con un puñadito de frutos secos, que te aportarán un plus de energía ideal para aguantar con energía hasta la hora de la cena.

2. Un clásico: la fruta

Una gran idea para la merienda en verano son las brochetas de fruta. Frutas típicas del verano como el melón o la sandía tienen una gran cantidad de agua en su composición y por lo tanto un menos aporte calórico. Además, las frutas del verano también tienen una gran variedad de colores por lo que resultan más atractivas para los peques. Y, para añadir más puntos a favor, son refrescantes, aportan sensación de saciedad y contienen vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra. ¿Se puede pedir más?

3. ¿Tienes más hambre? Un té y un sándwich de pavo

Si además de disfrutar de la merienda también estás pensando en tu dieta, una gran recomendación es el té verde, que puedes acompañar con un mini sándwich de pan integral con pavo. Si el pavo te parece un poco soso, úntalo con queso fresco o crema de queso ligera, ¡combinan a la perfección con el pavo! Es importante que el pan, o tostadas si lo prefieres, sean integrales ya que contienen más fibra.

4. Para los amantes del dulce: Tortitas de arroz con tomate y mozzarella

Las tortitas de arroz son una merienda ideal por su aporte nutritivo y su bajo contenido calórico. Y, si les quieres dar un punto más de sabor, las puedes acompañar de unas rodajas de tomate y bolitas de mozzarella. El resultado será una merienda riquísima y con los nutrientes necesarios para aguantar hasta la cena con la energía necesaria.

5. La más fácil de transportar: barritas

Las barritas son la merienda ideal si dispones de poco tiempo para prepararla y quieres hacer algún tipo de deporte o actividad física antes de la cena. Te dan el aporte de energía necesario para realizar la actividad que quieras en plenas condiciones, existen variedades de muchísimos sabores y te darán una sensación de saciedad que durará hasta la hora de la cena.

¡Que disfrutes de la merienda!