recomendamos los mejores deportes para el verano

Los mejores deportes para practicar en verano

Ya os hemos hablado en otras ocasiones de la importancia que tiene realizar ejercicio físico durante todas las épocas del año. Y el verano no es ninguna excepción. Tener una actitud activa no sólo os ayudará a fortalecer vuestra salud, sino que también actuará de manera positiva sobre vuestro estado de ánimo. ¿Nuestro primer consejo? Hidratarse bien y buscar alternativas que os acerquen al elemento agua. En este post os queremos recomendar algunos deportes que son ideales para practicar en verano.

1. Vóley playa
Aunque se puede practicar durante todo el año, el vóley playa es uno de los reyes del verano. Es un deporte muy popular porque se puede practicar a muchos niveles y no necesita de demasiada infraestructura. Además, la mayoría de las playas cuentan con redes disponibles para quien las quiera utilizar. El vóley playa es especialmente indicado para muscular piernas y desarrollar brazos y pectorales. Además, te ayudará a mejorar los reflejos y la coordinación. Y si eres de los que te gusta broncearse, pero te aburres tumbado en la toalla, ¡esta es una gran opción!

2. Natación
Aunque la natación también se puede practicar durante todo el año, en verano se multiplican las opciones para los amantes de este deporte. Que la natación sea el deporte más practicado del mundo no es casualidad. Además de poderse practicar en infinidad de lugares, es un deporte de lo más recomendable. Es apto para todas las condiciones físicas, bueno para la espalda, poco agresivo para las articulaciones y, en definitiva, un buen ejercicio para mantener activas todas las partes del cuerpo. ¿Se puede pedir más?

3. Kayak
Más que un deporte, planteamos el kayak como una actividad para realizar en familia o con los amigos. Además de activar el cuerpo y poner en práctica tu coordinación, podrás descubrir rincones de la costa que desde tierra son imposibles de ver. Si estás lejos del mar o no eres fan de las aguas saladas, también puedes ir en kayak en lagos o estanques. Y, si lo que te gusta es vivir grandes aventuras, puedes contratar un guía y bajar por un río con tu kayak. ¡La diversión está asegurada!

4. Caminata nórdica
Para terminar este post nos vamos a alejar un poco del agua y de la playa. Si eres de los que prefieren la montaña, te proponemos que practiques la caminata nórdica o marcha nórdica. Es un ejercicio aeróbico que puedes practicar en la montaña, en parques y hasta en ciudad, si lo que te gusta es el asfalto. Consiste en caminar con la ayuda de unos bastones imitando el movimiento del esquí de fondo. La caminata nórdica es muy recomendable si quieres trabajar el sistema cardiovascular y mejorar la capacidad respiratoria. Es una actividad poco agresiva para las articulaciones y un gran aliado si quieres combatir el estrés y desconectar de tus rutinas. Si te decides por esta actividad, te recomendamos que la practiques a primera hora de la mañana o cuando cae el sol. Alejarse de las horas de calor e hidratarse bien es necesario para realizar este ejercicio alejado del agua.

¡Disfruta de un verano activo!