Consejos de Siken en la recuperacion del peso

Cómo recuperar el peso después de las vacaciones

Una de las cosas que más nos gusta del verano es la gran cantidad de ofertas de ocio que se nos presentan y que en la mayoría de casos acaban con reuniones en las que comemos y bebemos más de lo que las dietas aconsejan. Y, cuando acaba el verano, nuestro cuerpo vuelve a una forma que los espejos del gimnasio hacía tiempo que no veían. Para ayudarte a recuperar el peso de antes de las vacaciones, y a los espejos del gimnasio a reconocerte, en este post te queremos hablar de los 5 consejos principales para llegar a este objetivo. ¡Manos a la obra!

– Horarios
El cuerpo humano necesita de unas rutinas para funcionar mejor y ésta es una de las cosas que más cambian en los periodos vacacionales. Volver a fijar unos horarios, tanto de comidas como de horas de sueño, es crucial para que nuestro cuerpo se reajuste y vuelva a su estado previo a las vacaciones.

– Alimentación
Lo primero que debemos tener en cuenta por lo que se refiere a la alimentación es que es importante hacer 5 comidas al día. Así, se consigue evitar descompensaciones en las concentraciones de glucosa en la sangre y olvidarse de la ansiedad y la gula. Si por tu trabajo no tienes la oportunidad de parar para comer, siempre puedes llevar contigo nuestras barritas sustitutivas, te aportarán todos los nutrientes que tu cuerpo necesita para seguir con el día.
Además, los principales protagonistas de tu alimentación deberían ser las frutas y las verduras. También es importante que consumas cereales integrales y legumbres y proteína de fácil digestión como la que contiene el pescado y la carne blanca.
Y, para terminar, te recomendamos que utilices técnicas de cocción suaves como el horno, la papillote o el wok.

– Hidratación
Este es otro de los puntos clave para recuperar el peso de antes de las vacaciones. Además de recuperar los buenos hábitos que seguramente se han olvidado durante las vacaciones, la hidratación es el mejor aliado para eliminar toxinas y limpiar el organismo. Se recomienda beber entre 1,5 y 2 litros de agua al día. Si te cuesta beber tanto, puedes comer frutas con alto contenido en agua como el melón o la sandía. También son una gran opción los tés y las infusiones.

– Ejercicio
Recuperar tus rutinas de ejercicio físico no solamente te sentará bien físicamente sino que te ayudará a desconectar de la vuelta a la rutina y a hacer el cambio de hábitos mucho más llevadero. Pero, igual de importante que es hacer ejercicio también lo es no pasarse, puede acabar siendo contraproducente.

– Síndrome postvacacional
Aunque pueda parecer un detalle sin importancia, el síndrome postvacacional puede tener una gran influencia en nuestras decisiones. Un estado de ánimo más bajo de lo habitual puede favorecer que abandonemos alguna de las rutinas más recomendables para recuperar el peso como el ejercicio físico o el control de la alimentación.