Siken-consejor-para-preparar-cuerpo-verano

Prepara tu cuerpo para el verano

¡Este año, sí! Si tu propósito es llegar al verano en una forma estupenda y sentirte más guapa que nunca, ahora es el momento clave para empezar a prepararte. Recuerda que lo ideal es adelantarnos varios meses, para evitar terminar cayendo en esas dietas exprés de última hora que, además de frustrantes, son muy poco saludables. Porque no sólo te vas a sentir mejor por dentro, sino que también te animarás por fin a lucir ese modelito que tanto te costaba sacar del armario. Para ayudarte, queremos ofrecerte algunos consejos útiles.

Antes de darte las pautas, volvemos a recalcar que nunca es buena idea seguir una dieta que te haga bajar de peso de forma drástica. Es una opción dañina para tu organismo y muy poco eficaz a medio y largo plazo, ya que los quilos se vuelven a ganan con mucha más facilidad. Es importante también entender que cualquier proceso de pérdida de peso o depuración del organismo debe ir acompañado de unos hábitos de vida saludables que van más allá de la alimentación.

Elimina toxinas
El primer paso para preparar tu cuerpo para el verano es eliminar las toxinas que has acumulado en los meses de frío. La ingesta de líquidos es la manera más eficaz de limpiar tu cuerpo de las toxinas que hayas podido acumular. Beber agua es una recomendación válida para todo el año pero, si quieres acelerar la limpieza de tu cuerpo, puedes añadir las infusiones de té verde o diente de león a tu lista de bebidas.

Mima tu piel
Llevas meses escondiendo la piel debajo de tu ropa. Ahora es importante que le dediques especial cuidado para evitar sufrir quemaduras y manchas en la piel. Para ello, deberías exfoliarla al menos una vez antes de exponerla al sol y, por supuesto, utilizar crema protectora. Una buena hidratación también jugará un factor esencial en la protección de la piel.

Haz ejercicio
Para llegar al verano con el cuerpo sano y tonificado es importante que adquieras una rutina que implique algo de actividad física. Te recomendamos practicar algún deporte varias veces a la semana. Además de realizar actividades deportivas, puedes ejercitarte de forma suave a diario. Andar una media hora cada día, o cambiar el ascensor por las escaleras, nunca es mala idea.

Cuida tu alimentación
La base para tener un cuerpo sano es tener unos hábitos de alimentación saludables. Es esencial que mantengas una dieta equilibrada, basada principalmente en la ingesta de frutas y verduras, combinada con alimentos ricos en proteínas. Además, te recomendamos comer 5 veces al día y que evites los azúcares refinados, las bebidas edulcoradas y las salsas.

Si necesitas ayuda, recuerda que en Siken disponemos de distintos programas para que planifiques tu dieta de forma cómoda y práctica, con pautas y consejos de estilo de vida y nutrición para que consigas tu objetivo.

¡Feliz verano!