In Vida activa

Si eres de las que nunca se les ha dado demasiado bien lo de hacer deporte, el power walking será tu aliado perfecto. Se trata de un ejercicio muy sencillo, para practicarlo sólo tendrás que salir a andar a buen ritmo unos días a la semana.

Beneficios Power Walking

Te ayuda a quemar calorías. Al andar con una determinada intensidad, ritmo y duración se trabaja al 65% de nuestra frecuencia cardiaca, franja que favorece la quema de calorías. Recuerda, el power walking no es dar un paseo, sino andar a buen ritmo.

Te ayuda a quemar grasa. Al trabajar el 65% de la frecuencia cardiaca mientras caminamos, el cuerpo se mantiene en la zona de quema de grasa. Es importante controlar las pulsaciones porque si el porcentaje de la frecuencia cardiaca aumenta dejaremos de trabajar esta zona para ejercitar la zona anaeróbica.

Es una actividad apta para todo el mundo. Aunque el power walking sea más que dar un paseo, es un ejercicio que se puede realizar siempre independientemente de la condición física y la edad de los practicantes. Además, el ritmo, la intensidad y la duración del ejercicio son totalmente personalizables.

Refuerza el sistema respiratorio y cardiovascular. Los cambios de ritmo en el power walking benefician nuestro sistema respiratorio y cardiovascular ya que se trata de un ejercicio de fondo que trabaja la resistencia.

Tonifica los músculos del tren inferior y la zona frontal. La mayor parte del trabajo en este entrenamiento la realizan los gemelos, glúteos y abdomen, por lo que, estaremos tonificando el tren inferior y la zona central del cuerpo con esta disciplina.

Si lo que realmente te interesa es empezar a correr te contamos cuál es el método para empezar a correr de forma fácil.

¿Llevas una vida sana? Te enseñamos las claves en este breve ebook:

[hs_form id=”5″]

Recent Posts

Start typing and press Enter to search