In Vida activa

Si quieres llevar un estilo de vida saludable lo primero que debes cambiar en tu rutina diaria es todo aquello que tenga que ver con el sedentarismo. Como sabrás, el ejercicio físico es fundamental si tu objetivo es perder peso o mantenerte en forma. En el trabajo pasas horas y horas delante del ordenador sin moverte lo más mínimo, pero tranquila. ¡Tenemos la solución! Aunque te parezca totalmente imposible, practicar ejercicio en la oficina es posible. ¿Cómo? Te damos 5 trucos para que empieces hoy mismo. ¡Toma nota!

  1. Estira. Lo primero que debes hacer en tu puesto de trabajo es estirarte. Coloca las piernas en el suelo y siéntate con la espalda recta. Intenta estirarlas lo máximo que puedas. Extiende tu abdomen poco a poco apretando glúteos y estirando tu espalda hacia el respaldo de la silla. Seguidamente, levanta las manos como si estuvieras a punto de bostezar después de un día agotador.
  1. Levanta las piernas. Junta los pies y empieza levantando la pierna izquierda ligeramente hacia arriba, luego haz lo mismo con la otra. Finalmente sube ambas al mismo tiempo. Hazlo siempre que puedas, ¡es un ejercicio muy sencillo que te ayudará a ejercitar esta parte del cuerpo!
  1. Trabaja los brazos. ¿Tienes a mano un pisapapeles? Cógelo y juega con él durante un rato y luego comienza a usarlo como una pesa con una mano y también con la otra. ¡Hazlo siempre que puedas!
  1. Tonifica el abdomen. Cuando estés sentado contrae y suelta en repetidas ocasiones tu abdomen. Si quieres seguir trabajando esta parte del cuerpo también puedes sentarte con la espalda recta y girarte ligeramente hacia la izquierda y luego hacer lo mismo hacia la derecha. Para hacer el ejercicio adecuadamente, asegúrate de que tu pecho no se mueve y que lo que gire sea tu cintura. Haz varias repeticiones.
  1. Estira el cuello. Ya solo queda un ejercicio más para que tu rutina de ejercicio diaria en la oficina esté completa. Tu cuello también habrá sufrido después de un día estresante, estíralo mirando hacia arriba y abajo poco a poco. Este ejercicio te ayudará a eliminar la tensión acumulada.

¿Quién dijo que en el trabajo no puedes ejercitarte? Si sigues nuestros 5 pasos, ¡se acabó el sedentarismo en horas de trabajo! Encuentra la motivación que buscas para hacer deporte en 5 consejos para empezar a ejercitarte si no te gusta hacer deporte.

Recommended Posts

Start typing and press Enter to search