In Trucos para bajar de Peso

A la hora de perder peso todos queremos encontrar esos trucos para adelgazar que te hagan cumplir tu objetivo de forma rápida y casi sin esfuerzo. Está claro que los milagros no existen pero es cierto que algunos pequeños cambios en tu dieta sana pueden ayudarnos a adelgazar sin que nos demos cuenta.

Si piensas que la dieta es “tu peor enemiga” estás muy equivocada, ya que existen alimentos y platos idóneos para adelgazar. Está claro que hay pequeños trucos para adelgazar que están fuera de ella como por ejemplo subir las escaleras en lugar de utilizar el ascensor, bajar una parada antes en el autobús para obligarte a caminar un poco antes de ir al trabajo, utilizar un teléfono inalámbrico en lugar de uno fijo – puedes adelgazar hasta 60 calorías en una animada conversación-, o realizar alguna actividad como regar las plantas o planchar mientras ves tu serie favorita. Pero llevar una dieta sana te permitirá adquirir hábitos que te harán sentirte bien por dentro y verte genial por fuera y poco a poco obtendrás tus propios trucos para adelgazar.A continuación te contamos algunos de ellos. ¿Te resultan familiares?

[hs_form id=”0″]

Los trucos para adelgazar comienzan cuando suena el despertador

Para muchos el mejor truco para adelgazar es tomar un buen desayuno después de haber descansado bien. Si quieres acompañar el desayuno con un zumo, es mejor sea natural y con la pulpa, pues así la fibra, que se absorbe rápido, se quedará en tu intestino y te ayudará adelgazar. Si le añades zanahoria, mucho mejor. Y si prefieres completar tu desayuno con un yogurt, este pequeño truco también te interesa: en lugar de ponerle azúcar o tomarlo solo añádele media cucharadita de canela. Esta especia es un potente acelerador metabólico y a la larga te ayudará a adelgazar.

Otros trucos para adelgazar que puedes poner en práctica desde primera hora de la mañana y que están relacionados con tu nutrición son beber una taza de té verde antes de ir a la  oficina si vas caminando; si te gusta la fruta tomar piña, melón o sandía a media mañana; o si apostamos por un sándwich como almuerzo, comer antes una manzana.

Si vas al gimnasio antes de ir al trabajo un puñado de frutos secos después de tu rutina (nueces o almendras) o añadir cebolleta a tu tentempié post-entrenamiento te servirá como refuerzo de carbohidratos y te aportará una buena dosis de fibra.

Trucos para adelgazar: guarniciones y postres

Saber aliñar la ensalada es, para muchos, todo un arte,  pero hacerlo con un poco de idea también es un buen truco para adelgazar. Tal y como dice el refrán hay que ser “un sabio con la sal, un pródigo con el aceite, un avaro con el vinagre y un loco para mezclarla”. Para hacer el aliño más sano sustituye la sal por especias que te gusten, que el aceite siempre sea de oliva (sacia más y es más sano) y que no falte el vinagre. Otro truco: cambia la lechuga por la espinaca, que contiene más fibra.

Por otra parte si crees que tus carnes y pescados a la plancha quedan sosos dales un poco de alegría con guarniciones que escondan trucos para adelgazar. Puedes utilizar lombarda, que aumenta la producción de adiponectina (quema grasas) y leptina (supresor natural del apetito) o un puñado de guisantes. Si eres de las que degustan las comidas con un toque picante estás de suerte, porque añadirlo ayuda quemar grasa más rápido. Y si eres un privilegiado y lo soportas, las guindillas en crudo también tienen cierto encanto: liberan hormonas del estrés, aceleran el metabolismo y ayudan a adelgazar.

Los trucos para adelgazar más dulces

Y como en un buen menú dejamos para el final los trucos para adelgazar más dulces. Además de algunas frutas, los quesos pueden convertirse en un postre sano de lo más interesante, siempre y cuando escojas uno poco curado. Y si lo que te gusta de verdad es el chocolate, puedes encontrar muchos productos con chocolate en la línea siken diet, pensados para que te puedas dar un capricho sin sumar calorías.

 

 

Recommended Posts

Start typing and press Enter to search