In Bienestar y Salud

Los pies son la parte de nuestro cuerpo que nos pone en contacto directo con la tierra y nos permite mantener el equilibrio. No es por nada que los expertos dicen que son tan importantes para el ser humano como las raíces lo son para los árboles. Sin embargo, muchas veces son los grandes olvidados en nuestros cuidados de belleza y de salud. Si te dijéramos que a través de los pies es posible regular el metabolismo y tu estado de ánimo, ¿estarías dispuesta a dedicarles más tiempo y mimos?

Bueno, que tener unos pies bien cuidados contribuya a una buena salud, no lo decimos solo nosotros y, ya en otras ocasiones, te hemos hablado de la reflexología podal, una técnica de masaje milenaria desarrollada por la medicina China.

[hs_form id=”5″]

Hoy en día, esta terapia basada en el masaje de zonas reflejas de los pies es muy utilizada incluso como complementaria en el tratamiento de diferentes patologías sobre todo relacionada con el estrés. Esto se justifica por la presencia de muchísimas terminaciones nerviosas que desde nuestros pies recorren todos los puntos de nuestro cuerpo.

De hecho, está comprobado que gracias a la estimulación de los órganos a través de unos puntos precisos en los pies, no solo se ayuda a mejorar el estado físico de la persona, sino que el efecto relajante del masaje beneficia nuestro estado emocional. ¿Has probado alguna vez esa sensación placentera al caminar descalza sobre un césped o en la playa? Este es más o menos el efecto perseguido por la reflexología, con el valor añadido que si se trabajan unos puntos clave específicos podemos curarnos a través del masaje.

¿Cómo beneficiarse de la reflexología podal para perder peso?

Además de ser algo muy agradable (pocas personas se resisten al placer de un buen masaje), esta terapia puede marcar la diferencia en tu camino hacia tu meta de bajar de peso.

En este sentido, destacamos los múltiples beneficios de la reflexología podal para la regulación del metabolismo lento, cada vez más asociado al sobrepeso. El masaje terapéutico sobre determinados puntos clave podría contribuir a la aceleración del metabolismo, así como hacen la dieta y el deporte, para ayudar al cuerpo a transformar los alimentos en energía quemando grasas.

A nivel práctico este efecto se debe a:

  • La estimulación de la circulación sanguínea, facilitando así la eliminación de toxinas del cuerpo
  • A la presión de mayor o menor intensidad sobre varios puntos del pie para llegar a estimular unos órganos específicos de nuestro cuerpo

Gracias a un programa de masaje oportuno, por ejemplo, se podrían trabajar problemas de estreñimiento, de mala digestión y otros trastornos posiblemente relacionados al estrés que están afectando tu línea y consecuentemente tu humor.

Como ves, la reflexología puede trabajar el sobrepeso desde varios puntos de vista, pero es fundamental que sea un profesional del sector quien evalúe caso por caso. De esta forma, se podrá adoptar un plan personalizado basándose en el historial del paciente, su estilo de vida, el tipo de sobrepeso y los efectos colaterales más molestos.

Queda decir que uno de los beneficios más inmediatos de esta terapia es sin duda el estado de bienestar que se experimenta después de recibir cada sesión. Por basarse en el masaje, esta técnica proporciona una relajación y felicidad generalizadas: el estado de ánimo ideal para afrontar con más disposición los desafíos de la dieta y sentirse con más energía para hacer ejercicio.

Esperamos haberte aportado válidos motivos para aprovechar todos los beneficios de la reflexología para alcanzar tus metas de modo más placentero y, cómo no, ¡para dedicar más mimos a tus pies!

Recent Posts