In Bienestar y Salud

La Navidad está a la vuelta de la esquina y con ella llegarán las comidas familiares, las cenas de empresa y las innumerables reuniones sociales en las que la comida y la bebida serán sus principales protagonistas. Para que los excesos de estos días no acaben pasando factura al buen funcionamiento de tu organismo, y a tu peso, en este post te vamos a dar algunos consejos que te ayudarán a para preparar tu cuerpo para las fiestas. ¿Empezamos?

1. Hidratación
Tener el cuerpo bien hidratado es siempre fundamental para el buen funcionamiento del organismo, pero en épocas en las que se van a ingerir más bebidas alcohólicas o se van a comer alimentos más pesados de lo normal, la hidratación toma especial relevancia. El agua y las infusiones son los perfectos aliados para la hidratación.

2. Frutas y verduras
Seguro que has oído hablar de la norma de las 5 piezas de fruta y verdura al día. Esta recomendación es válida para todos los días del año, y en fechas señaladas, donde las comidas son más pesadas y abundantes, se hace imprescindible. Siguiendo esta norma asegurarás el aporte de fibra, vitaminas y minerales que tu cuerpo necesita para tener un buen tránsito intestinal.

3. Paseos de sobremesa
La sensación de pesadez es otra de las principales protagonistas de estos días de excesos. Además de los dos consejos planteados anteriormente, otra gran recomendación es substituir la clásica película de la sobremesa por un paseo. Levantarte de la mesa y salir a dar una vuelta hará que te libres de esta sensación de pesadez y que ayudes a tu organismo a mantenerse activo y a funcionar mejor.

4. Reducir el azúcar
Sabemos que este consejo es difícil de cumplir en días tan marcados por los postres y la repostería tradicional. Pero siempre puedes sustituir el chocolate con leche por chocolate negro, o el azúcar por miel o sirope de agave.

5. Come despacio y mastica bien
Aunque parezca una obviedad, la emoción de compartir mesa con personas a las que hace tiempo que no ves, o el acaloramiento de ciertas conversaciones, puede hacer que comas mucho más rápido de lo habitual y que te olvides de masticar bien la comida. Esto puede hacer que la digestión sea mucho más pesada y que no recuperes la sensación de bienestar hasta mucho rato después de la comida. Para que tengas una referencia, es recomendable masticar al menos 20 veces cada bocado.

¿Y después?
Cuando pase la vorágine de las fiestas, también es recomendable que durante unos días sigas un plan de depuración de todos los excesos. Así tu organismo volverá a la normalidad y te sentirás bien y con energía para afrontar los retos del nuevo año. Para ello, puedes basar tu dieta en alimentos depurativos como la alcachofa, el brócoli o la col, y también tomar sopas y caldos, que te ayudarán a mantener tu cuerpo hidratado.

Para limpiar tu organismo del estrés navideño, también puedes añadir a tu dieta DetoxiDren, el complemento alimenticio de Siken que te ayudará a recuperar la normalidad tras esta temporada de excesos.

¡Felices fiestas!

Recommended Posts