In Alimentación Sana

Los cereales son uno de los grandes clásicos del desayuno en todo tipo de dietas. Pero, este alimento tan popular se puede consumir en muchos otros momentos y en muchas más formas que en un bol con leche o yogur. Nuestro propósito en este artículo es darte algunas ideas para que amplíes tu repertorio de recetas con cereales. ¿Empezamos?

Antes de pasar a las recetas, te diremos que los cereales son plantas gramíneas que se cultivan por su grano, la parte del cereal que consumimos, y que entre sus principales especies están el maíz, el trigo, la avena, la cebada, el centeno, el salvado o la quinoa, el cereal más popular estos días.
Los principales beneficios de los cereales son su aporte en fibra, carbohidratos de absorción lenta, vitaminas del grupo B y minerales como el hierro, magnesio, fósforo y zinc. Todas estas propiedades hacen que los cereales sean una opción muy recomendable para incluir en la alimentación.

¿Y las recetas? ¡Aquí están!

Galletas de avena sin huevo ni lácteos

Ingredientes:
Los ingredientes necesarios para preparar estas galletas son 2 plátanos o bananas, 1 cucharada de vainilla, aceite vegetal, 1 ½ taza de copos de avena, ½ taza de harina, ½ cucharada de polvo para hornear, 1 cucharada de canela en polvo y ¼ de taza de arándanos.

Preparación:
Trocea el plátano hasta obtener un puré, añádele el aceite y la vainilla y mezcla bien. A continuación, incorpora a la mezcla los ingredientes secos y sigue mezclando hasta obtener una masa espesa. Con la ayuda de una cuchara, separa la mezcla en porciones, que serán las futuras galletas, y colócalo en una bandeja para el horno. Hornea tu mezcla a 180 grados durante unos 15 a 20 minutos, dependiendo de si el horno estaba caliente y, una vez pasado este tiempo, comprueba que tus galletas estén bien hechas y ¡a comer!

Sopa de quinoa con alga Kombu

Ingredientes:
Para preparar esta original sopa necesitarás 1 cebolla blanca, 1 nabo, 1 puerro o apio, 1 taza de quinoa, 1 taza de garbanzos, trocitos de alga para sushi, 1 trozo de alga kombu, aceite y sal.

Preparación:
Antes de empezar con la preparación, pon los garbanzos en remojo durante una noche. Al día siguiente, hiérvelos en una olla exprés con un trocito de alga kombu. Si no tienes tiempo de dejar los garbanzos en agua durante una noche, puedes utilizar garbanzos de bote y pasarlos por la sartén con el alga.
Para prepararla sopa, corta las verduras lo más pequeñas que puedas, fríelas con un poco de aceite y, cuando estén doradas, añade agua a la sartén para que hiervan. Cuando las verduras estén bien hervidas, cuela el agua de la sartén en una olla, añade sal al gusto y seguidamente la quinoa y los garbanzos para que se cocinen en este agua durante unos 15 o 20 minutos.
¡Tu sopa estará lista para servir!

Granola mediterránea (sin azúcar, grasas ni sal)

Ingredientes:
Los principales ingredientes que necesitarás para preparar esta mezcla de cereales horneados y crujientes con frutos secos y otros aderezos son 50 gr de avena integral, 20 gr de semillas de calabaza, 1 cucharada de semillas de sésamo, 1 cucharada de semillas de girasol, 1 cucharada de semillas de amapola, 1 cucharadita de canela, una pizca de nuez moscada, medio plátano maduro, media manzana, 1 rodaja de jengibre fresco, unas gotas de esencia de vainilla y 1 cucharada de agua de azahar. Los frutos secos que añadiremos son coco rallado, 1 cucharada de almendras tostadas y picadas, 1 cucharada de arándanos deshidratados, 1 cucharada de pasas y 2 dátiles picados.

Preparación:
El primer paso es colocar el plátano, la manzana, el jengibre, la esencia de vainilla y el agua de azahar en un bol, trocearlo con un tenedor hasta quede un puré y reservar. A continuación, mezcla todos los ingredientes secos, excepto los frutos secos que no necesitarás hasta el final. Ahora junta el puré que has hecho antes con la mezcla de ingredientes secos y vuelve a mezclar hasta que queden todos los ingredientes bien integrados. Coloca la mezcla en una bandeja de horno cubierta de papel vegetal y hornea a 180 grados, con el horno caliente, durante unos 10 minutos. Pasado este tiempo, retira la bandeja del horno, remueve bien el contenido y vuelve a hornear 10 minutos más, hasta que tu mezcla esté dorada y compuesta por grumos. Ya puedes retirar la bandeja del horno. Para terminar, solo tienes que esparcir los frutos secos por encima de la mezcla y volver a mezclar bien. Cuando tu granola esté fría ya la podrás envasar en botes que cierren herméticamente para que no entre humedad.
La granola combina a la perfección con yogur y también es utilizada como acompañamiento de carnes y pescados. ¡Que la disfrutes!

Recommended Posts

Start typing and press Enter to search