In Alimentación Sana

La chía es uno de los últimos alimentos en incorporarse a nuestra mesa, y ha venido para quedarse. Sin duda es una gran noticia debido a la gran cantidad de propiedades que contienen sus semillas. Es el vegetal con más alto contenido de Omega 3, presenta 5 veces más calcio que la leche y también es rica en antioxidantes, hierro y fibra. En este post te proponemos 3 ricas recetas con semillas de chía. Nuestra selección te ayudará a incorporar este superalimento a tu dieta y enriquecer tu alimentación. ¡Comenzamos!

Tortitas de espinaca y chía con espirulina

Empezamos con un entrante o tentempié muy fácil de elaborar, con el que obtendrás un gran aporte de clorofila gracias a las hojas verdes de la espinaca y a la espirulina. La combinación de la chía, la espinaca y la espirulina tiene efectos depurativos y antioxidantes. También te aportará vitaminas del grupo B, calcio, hierro y mucha fibra.

Ingredientes (para 8 tortitas): 100 g de espinacas naturales, 2 cucharadas de chía, 6 cucharadas de agua, 130 g de harina de trigo, 1 cucharada de aceite de oliva, 190 ml de leche de almendras y 1 cucharada de espirulina.

Preparación: Empezaremos mezclando el agua y la chía y batiendo durante unos 10 segundos. A continuación, juntaremos todos los ingredientes en un bol y volveremos a batir. En una sartén a fuego bajo, verteremos una porción del contenido del bol y le daremos forma redonda. Dejaremos pasar unos segundos, daremos la vuelta a la tortita y, cuando tenga la consistencia que nos guste, la retiraremos del fuego.

Podemos acompañarlas con queso fresco, frutas u otras semillas.

Hamburguesa de calabacín y chía

Seguimos con una receta que podría ser el equivalente a un segundo plato. Ligera y cargadísima de nutrientes, la hamburguesa de chía es una gran opción para una comida veraniega, cuando lo que queremos es alimentarnos bien, pero sin sufrir una digestión pesada.

Ingredientes (para 6 hamburguesas): 1 calabacín, 2 zanahorias, ½ cebolla, lino, semillas de chía, sésamo y harina de arroz.
Preparación: Para poder preparar la hamburguesa lo primero que tendremos que hacer es hervir el calabacín y rallar la zanahoria. Hacemos un puré con el calabacín y la zanahoria y añadimos sal, pimienta, el lino, las semillas de chía y el sésamo. Seguidamente, le daremos a la mezcla la forma de hamburguesa y lo pasaremos por harina. El último paso antes de poder servir nuestras hamburguesas será ponerlas en el horno a 180 grados durante unos 35 minutos.

Bolitas de avena, plátano y chía

Para el postre, te proponemos una receta muy nutritiva que gustará tanto a los mayores como a los pequeños de la casa. Se trata de las bolitas o bocados de avena, plátano y chía. Esta receta te dará el aporte de energía necesario para pasar la tarde sin decaer.

Ingredientes: 2 plátanos maduros, 1 taza de avena, ¼ de taza de semillas de chía y pasas o arándanos secos, al gusto.

Preparación: El primer paso será calentar el horno a 180 grados. A continuación, chafaremos los plátanos con un tenedor y agregaremos el resto de ingredientes. Los mezclamos todos hasta que quede lo más uniforme posible y haremos bolas del tamaño de una pelota de ping-pong. Colocamos las bolitas en la bandeja del horno y las dejaremos cocer durante unos 12-15 minutos. ¡Y ya estarán listas para comer!
Además de estas recetas, en las que la chía es protagonista, también puedes utilizar la chía como complemento espolvoreándola en tus ensaladas o salteados de verduras; cremas, sopas y purés, o batiéndola con el resto de ingredientes cuando te prepares batidos o zumos de frutas. Si lo quieres todavía más fácil, puedes probar nuestras barritas de cacao y chía , una gran opción para picar en cualquier momento del día.

Recommended Posts