In Trucos para bajar de Peso

Tras las vacaciones de verano es bastante habitual que hayamos ganado algunos quilitos extra por culpa de los excesos. Todos sabemos que el buen tiempo veraniego equivale a disfrutar de más comidas en restaurantes, salir a tomar algo por bares y terrazas con los amigos o darse algunos caprichos típicamente estivales, como un buen paseo helado en mano.

El cuerpo no sólo se resiente del aumento en la ingesta de alimentos y bebidas, o el consumo de productos más calóricos, sino también por los cambios en nuestras rutinas básicas. Nos referimos, por ejemplo, a los horarios de acostarse y levantarse, o a la menor actividad física. Porque sabemos que ya es bastante duro sobrellevar la vuelta a la rutina, en este post te queremos dar algunos consejos que te ayudarán a recuperar tu peso anterior para sentirte mejor. ¡Tú puedes!

Recuperar nuestros horarios

El principal hábito que perdemos durante las vacaciones es mantener un horario fijo, tanto de comidas, como de horas de sueño. Aunque pueda parecer un detalle sin importancia, a nuestro organismo le sienta estupendamente la regularidad. Recuperar un horario estable de comidas y de sueño hará que nuestro organismo funcione mucho mejor y nos sea más fácil volver a nuestro peso ideal.

Sustituir los “caprichos” por frutas y verduras

Las frutas y las verduras están cargadas de nutrientes, antioxidantes y vitaminas, muy necesarios para el correcto funcionamiento de tu organismo. Las verduras crudas, como las ensaladas, son ricas en fibra, que estimula el movimiento del colon, favoreciendo el tránsito intestinal. Las frutas son el tentempié ideal para tomar a media mañana o media tarde, cuando te entren las ganas de comer. Olvida las patatas fritas o los helados y sustitúyelos por alimentos saludables.

Elegir cereales integrales y legumbres

Los cereales integrales deberían formar parte de los fijos en cualquier tipo de dieta, tanto si la intención es perder peso como si únicamente pretendemos cuidar nuestro cuerpo. La razón es que, además de que aportan la energía necesaria para afrontar el día, también contienen fibra y vitaminas del grupo B.
Las legumbres, como básico de la dieta Mediterránea, también son otro grupo de alimentos a tener muy presente. Su efecto saciante es muy adecuado para las personas que quieren hacer dieta y también son ricas en carbohidratos, proteína vegetal y minerales como el calcio, el hierro y el magnesio.

Evitar los alimentos de difícil digestión

Algunos alimentos son especialmente pesados para el sistema digestivo. En este grupo destacan la carne roja y los alimentos con alto contenido en grasas saturadas, nada recomendables si estás intentando recuperar tu peso.  Por contra, alimentos como el pescado y la carne blancos contienen proteína de fácil digestión.
Otra opción excelente es elegir alimentos con un alto contenido en proteína de origen vegetal. Además de añadir legumbres, semillas y frutos secos a tu dieta, encontrarás una amplia gama de productos en nuestra línea de proteína vegetal. Una gran opción para cuidarnos mientras disfrutamos de un tentempié entre horas.

Elegir cocciones saludables

A la hora de cocinar o en el restaurante, es importante tener en cuenta que no es lo mismo consumir alimentos cocinados al vapor o la plancha, que fritos. Ten en cuenta que la mayoría de esas tapas que consumimos en bares y terrazas tienen cocciones poco saludables. La técnica con la que cocinemos los ingredientes que nos vamos a comer es determinante para cumplir el objetivo de recuperar nuestro peso. También es importante controlar la ingesta de aceite, siendo lo recomendable dos cucharadas por comida.

¡Muévete!

Para terminar, otro de los grandes clásicos de todas las listas de consejos para recuperar el peso y que no se debería dejar nunca de lado: el ejercicio físico. Aunque en periodos vacacionales no se pueda seguir la rutina fija de ejercicio, sí que deberíamos intentar caminar al menos media hora al día. Y, a la vuelta, recuperemos la rutina de ejercicio más exigente.

Y, si puede ser al aire libre, mucho mejor. Practicar actividades físicas al aire libre nos permitirá oxigenar el cerebro al mismo tiempo que ponemos a tono el cuerpo.

 

Recommended Posts

Start typing and press Enter to search