In Rutinas saludables

El batch cooking es un concepto que proviene del mundo anglosajón y que significa, literalmente, “cocinar por lotes”. La idea es cocinar un solo día y tener comida para el resto de la semana. Se ha puesto muy de moda, porque, en estos tiempos de prisas, ahorrar tiempos es imprescindible. Otra de sus ventajas es que te permite planificar menús saludables y equilibrados, lo que te ayudará a mantener un estilo de vida saludable. También se le conoce como meal prep. ¿Te parece imposible? ¡Para nada!

Claves del batch cooking

Si quieres empezar con el batch cooking, pero la idea te hace bola, tranqui, estamos aquí para ayudarte. Hemos recopilado todo lo que debes tener en cuenta para comenzar.

  1. Planificación. Haz tablas de menús para saber qué hacer y cuándo lo vas a comer. Puedes hacer plantillas y combinarlas, con un par por mes será suficiente para empezar. Piensa que el tiempo empleado en organizar nunca es tiempo perdido.
  2. Ten a mano los envases adecuados, es algo básico para poder almacenar de manera eficaz. Elige aquellos que puedas apilar de forma fácil en el frigorífico o en el congelador, así también optimizarás espacio.
  3. Cocina cantidad y guarda por raciones. Si tienes que congelar pon una etiqueta en la que también esté indicada la fecha.
  4. Conoce los grupos de alimentos y combínalos de manera adecuada, así te asegurarás que los menús sean equilibrados.
  5. Aprovecha el calor del horno, usando las dos bandejas si es necesario, o cuece diferentes verduras al mismo tiempo.
menú descargable semanal Batch Cooking Siken
Planifícate con nuestros descargables

Algunos trucos para el batch cooking

¿Has pensado alguna vez que se tarda lo mismo en cocinar para dos que para cuatro? ¿Y que puedes optimizar el cocinado si usas al mismo tiempo el horno y la placa? Así tendrás más raciones en el mismo tiempo.

A la hora de organizar la alimentación semanal, céntrate en las comidas y las cenas. Los desayunos y las meriendas son más sencillos de preparar y no suelen requerir cocinado. Si necesitas inspiración aquí te dejamos tres propuestas de desayunos saludables con los que te chuparás los dedos.

Para agilizar, puedes dejar cocidos algunos básicos como pasta y arroz y tenerlos en la nevera listos para complementar cualquier otro plato, aunque si estás siguiendo una dieta de proteínas esto no es buena idea.

Los alimentos que descongelan bien es mejor dejarlos para final de semana. Los guisos y potajes se encuentran en este grupo. En cuanto a los purés y cremas, cuando se descongelan pueden separarse, quedando arriba el agua y abajo las verduras. Bastará con que lo remuevas un poco con energía para que vuelva a ligarse.

Si te falla la organización, siempre puedes echar mano de nuestros sustitutivos, que equivalen a una comida.

¿Te animas a probar el batch cooking? ¿Crees que te resultará fácil o se te sigue haciendo un mundo?

Recent Posts

Start typing and press Enter to search