In Dieta

Sabemos que eres partidaria de las dietas cuando se trata de adelgazar de forma sana y equilibrada. Los hábitos alimenticios juegan un papel determinante para alcanzar tus objetivos.

Sin embargo, ante la gran variedad de dietas que existen en la actualidad, ¿tienes idea de cuál es la que más te conviene?

No te preocupes, no es una respuesta sencilla. De hecho, muchas mujeres ignoran los criterios para definir cuál es la mejor opción. No serás la primera ni la última que dude cuando se le pregunte por esta cuestión.

Las dietas nos impulsan a realizar cambios en nuestro estilo de vida. Recuerda que su objetivo no es sólo que comamos de forma saludable de forma puntual. También suponen la adopción de hábitos generales que fomenten nuestro bienestar.

Antes de nada, revisa los motivos que tienes para decidirte a hacer una dieta para perder peso y valora si tienes la capacidad de compromiso y la disciplina para ello. Si careces de cualquiera de estos dos elementos, es mejor que te lo pienses un poco y te conciencies antes de empezar.

Tres tipos de dietas para perder peso

El Método Dietline® está compuesto por tres planes para perder peso. Antes de cualquier decisión, ten en cuenta el objetivo que te hayas marcado previamente y si tu perfil es acorde con el tipo de programa elegido. Y si aún tienes dudas, siempre puedes realizar nuestro test para averiguar qué dieta se ajusta más a ti.

Plan -3

Este plan es ideal si tu objetivo es perder hasta tres kilos. Su duración oscila entre los 12 y los 24 días, según la edad.

Plan de -3 a -5

Diseñado para perder entre 3 y 5 kilos. Para las mayores de 40 se prevé una duración de 24 días; para las que superan esta edad, de 45 días.

Plan -9

Si lo que necesitas es perder entre 5 y 9 kilos, ¡esta es tu dieta! Es la más prolongada de las tres. Para las mujeres menores de 40 años se estima una duración de 45 días; para las mayores de 40 un total de 87 días.

Cada una de estas dietas o planes, se estructuran en diferentes fases que hacen que la dieta sea más sencilla de completar y más eficaz. En concreto, los planes constan de 4 fases básicas.

Fases del Método Dietline

  1. Inicial: aproximación a la dieta

Podríamos decir que esta fase inicial es una preparación a la dieta. El tiempo de duración de esta fase es de tres días y la dieta a seguir debe ser la siguiente:

  • En el desayuno toma un café, té o infusión sin azúcar.
  • A media mañana un sabroso tentempié Siken. Puedes elegir entre el Mini bread con semillas y bajo en azúcares o las Tostadas de salvado de trigo con sólo 20kcal por tostada.
  • En la comida una ración de verdura con una cucharada de aceite de oliva y 1 ración de lácteo desnatado sin azúcar.
  • Durante la merienda un café o infusión.
  • Para cenar una ración de verdura, una cucharada de aceite de oliva y una ración de lácteo desnatado sin azúcar.

Si el cocinar no es tu fuerte o no dispones de tiempo para ello, siempre puedes usar una de las cremas de verduras Siken.

  1. Adelgazamiento

En esta segunda fase es en la que verás cómo pierdes peso. Su duración variará en función del  peso a perder y de otros factores, como la edad o la vida activa que sigas. La dieta a seguir durante esta fase se compone de:

  • Una ración de lácteo desnatado sin azúcar y un café o té sin azúcar en el desayuno.
  • A media mañana, un tentempié Siken.
  • Para comer una ración de verdura con una cucharada de aceite de oliva y una ración de fruta.
  • A media tarde un café o infusión sin azúcar junto con un tentempié Siken.
  • Durante la cena una ración de pescado, carne, huevo o una tortilla Siken. Si lo prefieres, puedes optar también por una ración de verdura con una cucharada de aceite de oliva o una crema de verduras, junto con una ración de lácteo desnatado sin azúcar.

En el desayuno puedes incluir tu preparado Siken diet como la Bebida de cacao con fibra.

  1. Transición

En esta tercera fase la dieta varía e introduce nuevos alimentos. Su duración oscila entre los 3 y los 28 días, según el plan que sigas y tu edad.

Los principales cambios en esta dieta son:

  • Incluye en el desayuno dos rebanadas de pan (40 g) y media cucharada de aceite de oliva; una ración de lácteo desnatado sin azúcar; y un café, té o infusión sin azúcar.
  • Para cenar, acompaña tu ración de verdura con una cucharada de aceite de oliva; una ración de pescado, carne o huevo; una ración de legumbres patatas o cereales; y una ración de lácteo desnatado sin azúcar.
  1. Estabilización:

La última fase es la de estabilización. Es la única fase que se puede ampliar en el tiempo. En este momento puedes introducir nuevos alimentos en tu comida, como una ración de pescado, carne o huevo junto con tu ración de verdura, y una ración de legumbres, pan, patatas y cereales. Además, para el postre puedes tomar una ración de lácteo desnatado sin azúcar o una ración de fruta. Por la noche reduce tu ración de pescado, carne o huevo.

Recent Posts

Start typing and press Enter to search