¿Puedo seguir una dieta para controlar mi peso* con sustitutivos?

PUBLICADO EL 23/02/2022 |
controlar peso sustitutivos

Miras tu agenda dispuesta a tachar todo aquello que vas a conseguir este año. Retos que te has propuesto con la mejor de tus intenciones, cumpliendo la tradición vinculada a la llegada de un nuevo año, y que tienes claro que sí. Que sí que vas a cumplir. Pero han pasado ya las semanas y hay algunos que ya no ves tan claros. ¿Plantar un árbol? Mejor para el siguiente. ¿Escribir un libro? Quizá para dentro de dos años. Mmm… Vaya, esto no pinta bien. 

¿Una dieta para controlar mi peso*? ¡Sí! Bien, si has contestado con un sí tan rotundo como el que imaginamos es que este año lo vas a conseguir. Ahora lo tenemos claro. Con el objetivo de ayudarte a tachar la frase “una dieta para controlar mi peso*” de tu agenda, en este artículo te vamos a contar cómo puedes seguir una dieta para controlar tu peso* con sustitutivos.

¿Es fácil? No. ¿Lo vas a lograr sin constancia? Tampoco. ¿Es posible? Ni lo dudes. Si has llegado hasta aquí, te sientes identificada y quieres ir a por todas en el reto de llevar a cabo una dieta para controlar tu peso*, este es tu artículo.

 

¿Existe un peso concreto?

“¿Cuánto debería pesar”, te habrás planteado en alguna ocasión. Una de las primeras dudas que pueden estar merodeando por tu cabeza es el peso que quieres alcanzar. En tu objetivo por conseguir una dieta para controlar tu peso, tienes en mente un número concreto. Tengo que pesar X.

No obstante, es importante no caer en la generalización del peso soñado. Búsqueda recurrente en Google, seguramente más de una vez lo hayas hecho, el peso ideal es una idea que podría estar más cerca del mito que de la realidad. Aunque existen parámetros para que de manera estándar se te pueda ubicar en un determinado peso, diferentes estudios1, hablan de la importancia de no caer en ese mito. El peso ideal generalizado no existe. Cada caso es un mundo.

Tu peso ideal siempre será aquel en el cual te encuentres bien y cómoda contigo misma y tu cuerpo. Por ello, consciente de esa premisa, en tu objetivo por realizar una dieta para controlar tu peso* siempre deberás partir con el desafío de estar en ese peso en el cual tú entiendes que es el ideal para ti. 

 

Una dieta para controlar mi peso* con sustitutivos

Con las bases planteadas, llega la hora de entrar en detalle en ese proceso de saber cómo introducir, en tu día a día, una dieta para controlar tu peso*. ¿Cómo lo puedes conseguir? 

Una de las opciones que debes barajar es la de seguir una dieta para controlar tu peso* con sustitutivos. ¿Sustitutivos? Seguramente es un concepto que te resulte familiar, pero que puede generar ciertas dudas a la hora de saber, concretamente, en qué consiste.

Cuando hablamos de sustitutivos de comida, -aquí te contamos los sustitutivos de comida: mitos y verdades que debes saber-, nos referimos a preparaciones con todos los nutrientes que aporta una comida y que tu cuerpo puede necesitar. Los sustitutivos de comida te pueden facilitar el hecho de poder adelgazar* o mantener* tu peso dentro de una dieta baja en calorías.

 

La importancia de los buenos hábitos 

Antes de contarte todos los detalles sobre cómo hacer una dieta para controlar tu peso* con sustitutivos, debes tener muy presente que ninguna dieta resultará del todo efectiva sin unos hábitos correctos que te acompañen. Una dieta equilibrada no será suficiente sin una vida activa y saludable. Los buenos hábitos juegan un papel fundamental a la hora de tachar este objetivo de nuestra agenda de propósitos. Y no solo para conseguir controlar el peso que queremos, sino también en el momento de mantenerlo. En caso contrario, pan para hoy y hambre para mañana… ¡Dejemos el hambre para otro momento!

Como te contamos, debes introducir una serie de hábitos en tu rutina para lograr, de verdad, tu objetivo. Algunos de ellos son:

  • Come tranquila. Que sí, que en tu agenda hay una convocatoria de reunión en 30 minutos; que te bombardean a llamadas y correos y que parece que el mundo se ha alineado para que no puedas comer tranquila. ¿Un día? Bueno… ¿Siempre? ¡Cambia el chip! Es importante que introduzcas en tu rutina la necesidad de que, durante la ingesta de comida, dispongas del tiempo necesario para poder hacerlo con calma y sin prisas. Mastica bien y disfruta de cada alimento.
  • Caprichos sí, pero con moderación. Normalmente solemos vincular la dieta a un proceso en el cual no hay espacio para los caprichos. No hay razón para que así sea. Con cabeza y responsabilidad, un capricho de tanto en tanto puede servirte como premio por tu gran esfuerzo con la dieta para controlar tu peso.
  • Compra con cabeza. Lo que nos entra por los ojos, en ocasiones, no suele ser lo más recomendable. Ir a comprar con el estómago vacío tampoco. Por ello, para evitar posibles tentaciones, es recomendable tener anotado en un listado las cosas que queremos comprar, así como echar siempre un vistazo a las etiquetas e informaciones de productos para seleccionar bien cuál llevarnos. 
  • Cambios bruscos en la alimentación. En ese sentido, es importante que la puesta en marcha de la dieta no implique un cambio repentino y brusco en tu alimentación, dado que tu cuerpo podría resentirse los primeros días ante la falta de determinados alimentos. 
  • Tu estado de ánimo. Intenta que en el momento que te dispongas a llevar a cabo una dieta para controlar tu peso tu estado de ánimo sea el mejor posible. Vas a afrontar un reto importante y, por ello, debes estar mentalizada. El estrés o el excesivo nerviosismo pueden jugarnos una mala pasada.
  • Actividad física. Introduce el ejercicio físico en tu vida. No, no hablamos de que ahora tengas que prepararte para los siguientes Juegos Olímpicos. Nos referimos a que, dentro de tus posibilidades y en un contexto en el cual te encuentres cómoda, puedas hacer cierta actividad física. Camina, corre, baila o práctica cualquier deporte, individual o colectivo, hasta que logres dar con aquello que te gusta y que te permita no tomarte el deporte como una obligación. Aquí te contamos algunos ejercicios en casa para tonificar con Paula Inspirafit.

 

Dieta para controlar mi peso* con sustitutivos: ¿Cómo lo hago?

Con determinados hábitos incorporados en tu vida, es el momento de que entren en juego los sustitutivos en la dieta para controlar tu peso*. 

En formas diversas, ya sea en bebidas, barritas o cremas, los sustitutivos tienen como objetivo el poder ser un complemento que nos permita obtener cierta sensación de saciedad. Su secreto es que pueden ayudarte a controlar mejor el número de calorías que consumes en la comida en cuestión. 

En ese sentido, debes tener presente:

Como te hemos contado, los sustitutivos deben ir acompañados de la introducción de hábitos correctos en el día a día, así como de cierta actividad física.

Cualquier sustitutivo de una comida debe aportar la energía y los nutrientes correspondientes a una comida completa (hidratos, grasas, proteínas, vitaminas y minerales), su contenido está regulado por ley. Es decir, unas 200-400 Kcal/comida. 

Su consumo no debe realizarse por un tiempo concreto. Puedes tomarlos cuando consideres oportuno, incluso sin tener un objetivo concreto vinculado a tu peso. 

 

Los sustitutivos de Siken

Desde Siken queremos que taches ese desafío de tu libreta. En Siken contamos con sustitutivos de comidas que van desde barritas hasta batidos. ¡Tú eliges el formato dentro de nuestra amplia gama de productos

“¿Y el sabor?” Tranquila, ya que dispones de una amplia variedad que va desde las barritas con sabor naranja, sabor yogur, sabor chocolate o sabor cookie, hasta los batidos de vainilla o chocolate y las natillas de brownie o vainilla. Pinta bien, ¿no?

Además, como sabemos que a veces cuesta ponerse en marcha, en Siken hemos creado para ti el Plan Siken Goals, para ayudarte a conseguir tu objetivo. Es un plan de comidas pensado para ayudarte a cuidarte, perder peso* y mantenerlo*. 

Si has llegado hasta aquí solo nos queda decirte que sí, que lo vas a conseguir y que prepares el boli con el que vas a marcar como superado ese reto del nuevo año que ahora ya está al alcance de tu mano.

 

*Para perder peso: la sustitución de dos de las comidas principales del día por un sustitutivo en una dieta baja en calorías ayuda a perder peso.

*Para mantener: la sustitución de una de las comidas principales del día por un sustitutivo de la comida en una dieta baja en calorías contribuye a mantener el peso después de la pérdida de peso.

 

  1. A methodological critique of the ‘ideal weigth’ concept (https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/6864949/)

POST RELACIONADOS

batidos sustitutivos

Los batidos sustitutivos, unos buenos aliados para la operación bikini

Con la llegada del buen tiempo, ya pensamos en las vacaciones, la piscina, la playa,… ¡y en cómo. . .
dieta proteínas

Todos los detalles de una dieta a base de proteínas

17/03/2022 | Sin categoría
Dieta hipocalórica; dieta hiperproteica; dieta détox; dieta vegetariana; dieta Dukan; dieta medite. . .
Siken, mitos y verdades de los Sustitutivos de Comida

Los sustitutivos de comida: mitos y verdades que debes saber

18/01/2022 | Sin categoría
Sentirse bien con uno mismo, intentar llevar un estilo de vida acorde a lo que nos satisface y lucir. . .

Sustitutivos de comida: ¿cuáles son y cómo incluirlos en tu día a día?

13/12/2021 | Sin categoría
Cuando hablamos de sustitutivos de comida abrimos la puerta a un mundo de posibilidades, de sabores . . .

AÑADIR UN COMENTARIO

Start typing and press Enter to search